Eloi Badia hace oídos sordos a las reclamaciones sobre contaminación del área del Besòs. El concejal de Transición Ecológica y Emergencia Climática de Barcelona tiene bloqueado en Twitter a la coordinadora vecinal metropolitana Airenet, que representa a una veintena de asociaciones vecinales de Barcelona, Sant Adrià y Badalona y lucha por la contaminación en los alrededores del Fòrum.

Según Airenet, Badia, como responsable de la depuradora del Besòs, debe asignar fondos para reparar el colector de Llevant. "Estamos en emergencia climática pero ignora las evidencias de contaminación que tenemos desde hace años". La coordinadora ironiza con que alguien le haga llegar el mensaje a Badia porque les mantiene bloqueados, al menos desde el pasado noviembre

CALLES MÁS SUCIAS EN SANT ANDREU

Éste no es el único conflicto que Badia mantiene abierto con entidades críticas con su gestión en el Ayuntamiento de Barcelona y en el Área Metropolitana de Barcelona. En Sant Andreu del Palomar, Badia tiene a buena parte del movimiento vecinal en contra por la puesta en marcha de un nuevo sistema de recogida de basuras, el Puerta a puerta. La conclusión es que ahora las calles están más sucias y las protestas contra la gestión municipal se han disparado.

El pasado mes de marzo, 16 entidades exigieron la dimisión de Badia. En el comunicado, las asociaciones de vecinos criticaron las "formas sesgadas, sectarias y de dudosa calidad participativa" que aseguran que el edil mantenía ante sus reivindicaciones. 

DE CONFLICTO EN CONFLICTO

Badia va de conflicto en conflicto. Hace medio año, el sindicato CGT ya pidió su dimisión por un caso de acoso machista en Parcs y Jardins, el instituto municipal que preside. Este agosto, sus socios de gobierno en Gràcia, el PSC, discreparon con él por haber encargado el pregón de las fiestas a Jordi Cuixart y tensaron las relaciones en el distrito.

A lo largo de este mandato y del pasado, Badia se ha tenido que olvidar de algunos de sus proyectos estrella. Sin duda, uno de sus grandes fracasos ha sido el intento de crear una funeraria pública: la falta de consenso con los grupos tumbó una iniciativa que nunca tuvo el respaldo necesario

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.