El Ayuntamiento de Badalona ha iniciado una campaña para captar viviendas privadas y ponerlas a disposición de la mesa de emergencia con el objetivo de atender la alta demanda de alquiler social, que actualmente se cuantifica en unas 160 familias en lista de espera.

El consistorio quiere conseguir pisos del parque de vivienda de alquiler con una cuota máxima mensual de 700 euros.

Además, estos domicilios deberán cumplir todos los criterios necesarios para destinarlos a programas de alquiler asequible.

800.000 EUROS

Esta búsqueda responde a una campaña desplegada a través de dos programas impulsados por la Agència de l'Habitatge de la Generalitat, con una inversión de 800.000 euros, el primero de los cuales pasa por que el Ayuntamiento busque pisos disponibles y el Govern los asigne siguiendo el orden de la mesa de emergencia habitacional.

En la segunda iniciativa, la Generalitat asumirá un máximo del 60% del alquiler, mientras que la parte restante la cubrirá el Ayuntamiento y la familia a la que se le asigne la vivienda.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.