ARCHIVADO EN:

El alcalde de Badalona, Álex Pastor, se pone serio con el confinamiento decretado por el coronavirus. Pastor ha firmado este viernes un decreto que obliga a las tiendas de alimentos y colmados de menos de 150 metros cuadrados a cerrar a las 21 horas para evitar el movimiento de personas por la noche y la propagación del coronavirus.

En un comunicado este viernes, el Ayuntamiento de Badalona ha informado que estos establecimientos, con un horario más amplio y que ofrecen bebidas, alimentación productos de estanco, entre otros, pueden propiciar un movimiento de personas contrario a las restricciones marcadas por el decreto de estado de alarma.

Con esta limitación horaria, el consistorio quiere impedir que la apertura de estos establecimientos más allá de las 21 horas pueda facilitar la alteración de la convivencia y las normas sociales necesarias para la correcta aplicación del confinamiento.