ARCHIVADO EN:

Barcelona se ha visto azotada este domingo por rachas de hasta 73,8 km/h en el puerto. La borrasca Justine ha golpeado con dureza la capital catalana y a los bomberos municipales se les ha girado faena. Más de 80 actuaciones de los efectivos han sido necesarias para atender diferentes daños provocados por el viento que no ha causado heridos.

Una de las intervenciones de los bomberos ha consistido en cortar y retirar una palmera de grandes dimensiones en la avenida de la Diagonal de Barcelona ante el temor de que la rompiera una racha fuerte. 

PARQUES CERRADOS

El Ayuntamiento ha decidido en esta jornada cerrar todos los parques​ y jardines de la ciudad como medida preventiva para evitar la caída de ramas sobre las personas que pudieran encontrarse en los mismos. En el Raval se han registrado ventadas de 65,5 km/h

El teléfono de emergencias 112 ha detallado, por su parte, que hasta última hora de esta tarde ha recibido este domingo 211 llamadas relacionadas con incidencias ocasionadas por el viento, de las que 128 procedían del Barcelonés; 14 de la Anoia; 14 de Vallés Occidental; y otras 12 del Baix Llobregat.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.