Pese al seguimiento mayoritario que se está haciendo de la confinamiento, hay una destacada cifra de barceloneses que continúan haciendo caso omiso y saliendo a las calles con normalidad, sin un motivo de fuerza mayor.

El Ayuntamiento ha interpuesto un total de 7.164 denuncias por ignorar esta orden, una cantidad de sanciones a las que hay que añadir los 15.576 avisos que han emitido los efectivos policiales.

LOCALES Y CONVIVENCIA

Otra estadística llamativa es la de actas de inspección a locales de la ciudad que no deberían permanecer abiertos al no tratarse de servicios de primera necesidad. En total, el consistorio ha registrado 104, y 590 advertencias adicionales.

Respecto a los problemas de convivencia, se han contabilizado 1.189 llamadas, de las cuales 135 han correspondido a molestias vecinales.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.