El Ayuntamiento de Barcelona ha expropiado una vivienda vacía propiedad de un banco. Se trata de la primera expropiación forzosa llevada a cabo por el consistorio tras la entrada en vigor de la ley que permite este tipo de actuaciones.

El consistorio ha ejercido ese derecho sobre una vivienda del BBVA que llevaba vacía más de dos años y ha optado por expropiar la vivienda por el máximo que le permite la ley, 10 años.

La concejala Lucía Martín ha anunciado la decisión del Ayuntamiento y ha confirmado que ahora es el consistorio el titular del derecho de uso sobre la vivienda. Esta ya ha sido incorporada al registro de viviendas vacías de la Agència de l'Habitatge de Catalunya.

La vivienda se encuentra en el barrio de El Besòs i el Maresme, en el distrito de Sant Martí.

OTROS PROCESOS

La concejala de Barcelona en Comú ha asegurado que, una vez levantada la suspensión de la aplicación de la ley por el Tribunal Constitucional, el Ayuntamiento va a retomar los procesos de expropiación que quedaron paralizados cuando se presentó el recurso ante el TC.

Por ello, Martín ha reconocido que “hemos recuperado siete procedimientos de viviendas de varias entidades bancarias" que es muy probable que acaben en una expropiación forzosa.

SANCIONES A GRANDES PROPIETARIOS

El Ayuntamiento también abrirá expedientes sancionadores a los grandes propietarios que no ofrezcan alquiler social social previo al inicio de un procedimiento de desahucio en un barrio como el Raval, tal y como señala la ley.

Una vez en TC ha levantado la suspensión de aplicación de esta norma, el consistorio puede aplicar sanciones de hasta 90.000 euros a grandes propietarios que no ofrecen la posibilidad de un alquiler social a familias que se encuentran en una situación vulnerable.