El Ayuntamiento ha abierto un expediente sancionador a la discoteca Canela, situada en Gràcia, por lo que podría llegar a tener que afrontar su cierre en cuestión de un mes si no resuelve la situación de su licencia de actividades.

El motivo de este expediente a la antigua KGB es que el titular de la licencia de actividades del local no es el mismo que está ejerciendo la gestión, lo que significa que la discoteca abre sin licencia.

VECINOS MOLESTOS

Los residentes de la calle Ca l'Alegre de Dalt están hartos de esta discoteca que ofrece a sus clientes música latina en un ambiente juvenil, con estilos como salsa, bachata, merengue o reggaeton.

Por ello, un grupo de vecinos han creado la Plataforma de Afectados por la discoteca Canela, desde donde denuncian que el establecimiento vende "bebidas alcohólicas sin parar" hasta las "cinco de la mañana", lo que facilita los "actos incívicos" propiciados por algunos de sus clientes en esta zona residencial.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.