El Ayuntamiento de Barcelona votará este martes por la mañana poner el nombre de Salvador Dalí a una calle, plaza o avenida de la ciudad. La proposición es de Ciutadans y deberá recibir el aval del resto de formaciones políticas para que la idea se eleve a la Ponencia del Nomenclátor. De hecho, la idea lleva años en los despachos municipales a la espera de encontrarle un emplazamiento.

Para la regidora de Ciutadans, Marilén Barceló, Dalí, nacido y fallecido en Figueres, fue "un gran artista, con una enorme proyección internacional y un pionero del movimiento surrealista". La edil recuerda que mantuvo vínculos muy fuertes con Barcelona "toda su vida" que no siempre se han tenido presentes. "Creemos que la ciudad tiene una deuda con Dalí. No tiene ninguna calle a su nombre", dice Barceló. 

ERC, PP Y BARCELONA PEL CANVI, A FAVOR

Para salir adelante la proposición necesita contar con el voto mayoritario de la comisión. Al cierre de este artículo, solo ERC, PP y Barcelona pel Canvi habían confirmado que votarán a favor de la proposición de Ciutadans. Fuentes del gobierno municipal -Barcelona en Comú y PSC- han declinado avanzar el sentido del voto. JuntsxCat tampoco se ha manifestado. Muy probablemente, la iniciativa saldrá adelante.

El nombre de las calles de Barcelona debe pasar por la Ponencia del Nomenclátor, una comisión que se encarga de estudiar la viabilidad de los nombres propuestos tras consultarlo con los distritos correspondientes. Actualmente, en la capital catalana solo forma parte de la Ponencia el gobierno. "Lamentamos que los grupos municipales no estemos representados en dicha Ponencia. En otras ciudades, como Madrid, forman parte de ella todos los partidos políticos. De esta forma se se garantizaría la pluralidad, cosa que ahora no ocurre", subraya Barceló.

PENDIENTE DESDE HACE AÑOS 

La propuesta de dedicar un nombre a Dalí no es nueva. A lo largo de los años, el PP de Alberto Fernández Díaz lo solicitó en distintas ocasiones. En la comisión de Cultura de abril de 2009, ya se respondió que Dalí llevaría el nombre de un plaza junto a la futura estación del AVE de la Sagrera.

En 2003, con Ferran Mascarell como concejal de Cultura del PSC -ahora milita en JuntsxCat-, el nombre de Dalí ya figuraba entre una larga lista de nombres pendientes de asignarles un lugar en Barcelona. La idea era hacerlo en 2004, coincidinedo con el centenario del nacimiento.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.