Las obras y los delitos, más unidos que nunca. El presidente de Sant Antoni Comerç, Vicenç Gasca, ha asegurado que el incremento de la delincuencia en los comercio del barrio de Sant Antoni ha sido provocado, en parte, por las reformas de ampliación de la superilla de la ciudad, tal y como avanzó Metrópoli Abierta.

Tras varios meses en construcción, los vecinos apuntan que las obras con cortes en las calles y en la circulación de vehículos ininterrumpida dificultan que las patrullas controlen el barrio como se debería, motivo por el cual los ladrones aprovechan para entrar en los establecimientos.

REUNIONES PERIÓDICAS

Desde la asociación alertan que más del 40% de los hechos delictivos en comercios del barrio de Sant Antoni se han producido en zonas que estaban en obras. Gasca asegura en Betevé que los vecinos mantienen reuniones periódicas con los agentes de seguridad con el objetivo de avanzar la fecha de finalización de las obras para conseguir más seguridad en el barrio, sobre todo durante la noche, que es cuando se producen más robos.

La reforma en las calles del Parlament y del Compte Borrell están prácticamente acabadas pero los vecinos de Tamarit y Compte Borrell tendrán que esperar hasta setiembre para que se estrene la nueva vía. Paralelamente, los vecinos han iniciado la campaña Vigila con el objetivo de reforzar la red ciudadana y evitar más robos.