ARCHIVADO EN:

El teniente de alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Asens, ha dicho este martes que la orden de detención contra Willy Toledo "supone a volver a tiempos de la Inquisición". Un juzgado de Madrid ha dictado una orden contra el actor por no acudir a declarar en dos ocasiones tras la denuncia interpuesta contra él por la Asociación Española de Abogados Cristianos por una supuesta vejación de los sentimientos religiosos.

Asens ha escrito en twitter que "pretender juzgar la blasfemia es incompatible con la laicidad. Es volver a los tiempos de la Inquisición. Todo el apoyo a Willy Toledo", ha destacado el político de Barcelona en Comú

En julio de 2017, Toledo cargó en facebook contra la titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla por abrir un juicio oral contra tres mujeres por un presunto delito contra los sentimientos religiosos por convocar "la procesión del coño insumiso".

El actor aprovechó la ocasión para cagarse en Dios y en la Virgen y calificó la fianza de 3.600 euros a las tres mujeres de "represiva". La Asociación Española de Abogados Cristianos denunció al intérprete por las citadas manifestaciones.

A través de un comunicado, la presidenta de la Asociación Española de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha declarado que Toledo tiene que acudir cuando un juez le cita, "aunque él crea que tiene privilegios especiales por su posición social", ha declarado.