ARCHIVADO EN:

2020 ha sido un año negro para numerosos sectores económicos. El mundo del motor no ha sido una excepción: las ventas se han desplomado en Barcelona por la pandemia. En todo el año pasado se han matriculado en la ciudad 18.844 coches —frente a los 24.586 de 2019—, un 23,35% menos. En el conjunto de vehículos —que incluye motos, furgonetas, todoterrenos y ciclomotores—, las transacciones también han caído de forma notable en la capital catalana. Si en 2019 fueron 45.075, 2020 se ha cerrado con 39.748. El descenso es del 11,81%.

LA MATRICULACIÓN MÁS BAJA DESDE 2013

Según los datos publicados en el portal de estadística del Ayuntamiento de Barcelona, que cita como fuente a la Dirección General de Tráfico del Ministerio del Interior, la matriculación de turismos en Barcelona es la más baja desde 2013. Ese año, en plena crisis económica, se vendieron en la ciudad 16.140 coches. En el conjunto de vehículos, las ventas de 2020 son las más bajas de los últimos cinco años. En 2015 se despacharon 38.445 vehículos. Los datos estadísticos se pueden consultar aquí.

En declaraciones a Metrópoli Abierta, el secretario general del Gremi del Motor de Barcelona Joan Blancafort ha mostrado su inquietud por los resultados y las perspectivas para este 2021. "Estamos preocupados por el impacto de la pandemia en Barcelona, en los ciudadanos y en la economía". "Las cifras de matriculaciones evidencian que la caída de ventas es generalizada aunque ha afectado menos en Barcelona ciudad. Se han matriculado un 23% menos de turismos", subraya Blancafort. Sin embargo, el desplome ha sido mayor en Cataluña y en España, con un 28% y un 31%, respectivamente.

RENOVACIÓN DEL VEHÍCULO POR LA ZONA DE BAJAS EMISIONES

Para el secretario general del Gremi del Motor, en Barcelona la bajada de matriculaciones se ha contenido porque "muchos ciudadanos han renovado su vehículo por la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) —que prohíbe la circulación de aquellos más contaminantes y sin distintivo medioambiental de lunes a viernes— y también por el efecto burbuja que da el vehículo privado para los desplazamientos urbanos e interurbanos", sostiene el directivo.

Según Blancafort, las matriculaciones de motocicletas han mantenido un comportamiento muy similar en Cataluña y España. "La caída de matriculaciones es del 12,65%", una cifra que el sector ve positiva, ya que durante unos meses las ventas estuvieron paralizadas. En Barcelona, se matricularon el año pasado 11.699 motos frente a las 13.394 de 2019. El secretario general del Gremi del Motor destaca el "importante aumento" de la venta de ciclomotores, que casi se dobla. De 3.262 se pasa a 6.135. Para Blancafort, el futuro de estos vehículos es "eléctrico y compartido".

LAS FURGONETAS, A LA ESPERA DEL FIN DE LA MORATORIA

Sobre las furgonetas, Blancafort dice que el desplome en Barcelona es del 9,1% —con 754 ventas frente a las 830 de 2019—, y explica que es un sector que se prepara para afrontar, este 2021, el fin de la moratoria que el Ayuntamiento ha otorgado a estos vehículos por la ZBE. El descenso de las transacciones es mayor en Cataluña, donde ronda el 30%, que en Barcelona. A nivel estatal es del 19%.

Blancafort valora como positivas las ayudas activadas para la compra de vehículos, aunque lamenta que no han servido para mantener las matriculaciones a los niveles de otros años. Opina que algunas personas han avanzado la compra del vehículo ante la subida de impuestos y dice que las previsiones futuras están condicionadas a la evolución de la pandemia y a las políticas de fiscalidad y movilidad de los gobernantes. "Hay mucha incertidumbre".

EN ABRIL SOLO SE VENDIERON 36 COCHES

Por meses, abril ha sido el más negativo para el sector del motor en Barcelona. Con el estado de alarma en vigor y el país paralizado por la crisis sanitaria, solo se matricularon 134 vehículos, de los que 36 fueron turismos y 33 motos. El resto de vehículos que se vendió en abril fue siete ciclomotores, cinco furgonetas y cuatro todoterrenos. La estadística incluye la categoría "otros vehículos" sin especificar. En abril, las matriculaciones de "otros vehículos" ascendieron a 49. 

En el lado opuesto, julio ha sido el mes con más ventas del año, coincidiendo con la tregua de la pandemia. En el séptimo mes del año se matricularon en Barcelona 5.829 vehículos, de los que 2.555 fueron coches y 1.432 motos. 2020 se ha cerrado con 3.389 matriculaciones, con 2.119 turismos y 863 motos. Fecavem (Federació Catalana de Venedors de Vehicles a Motor) y el Gremi del Motor clausuraron el año con una campaña comercial —los días 10, 11 y 12 de diciembre— con ofertas en todo el territorio que tuvo un impacto positivo en ventas. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.