Mientras el miedo al coronavirus ha puesto en jaque al Mobile en Barcelona, a unos 1.500 kilómetros, Ámsterdam acoge con bastante normalidad el ISE 2020, una de las ferias más importantes del mundo en tecnología de la imagen y el sonido a nivel profesional. El evento arrancó este martes y se desarrollará en la ciudad holandesa hasta este viernes. El ISE cuenta en esta edición con 1.300 expositores y espera unos 80.000 asistentes, aunque el temporal que ha azotado Europa occidental ha provocado la cancelación de numerosos vuelos, y la cifra de los congregados al ISE podría ser inferior. La presencia de mascarillas es insignificante.

Por el momento una veintena de empresas de primer nivel han anunciado que no acudirán a Barcelona entre el 24 y el 27 de febrero, entre ellas LG, Erickson, Facebook, Cisco, Amazon, Rakuten, Sony, Intel... Las últimas en cancelar su asistencia han sidon Deustche Telekom y Nokia. Sin embargo, Intel, Cisco y Sony sí que asisten a Amsterdam pese a la presencia de 200 expositores chinos, entre ellos Lenovo y Yealink. La única baja notoria es LG, explica Channel Partner.  

SIN EXCESIVAS PRECAUCIONES

El mismo portal explica que casi nadie lleva mascarilla en Ámsterdam. Los 15 pabellones del ISE están llenos de gente, al igual que los restaurantes y las salas de reunión, y solo unos pocos asistentes hacen uso de estos instrumentos. La organización del evento ha tomado algunas precauciones sanitarias, pero tampoco son excesivas, entre ellas la presencia de botellitas de geles desinfectantes y el consejo de saludarse chocando los puños o los codos en lugar de darse la mano. 

La empresa organizadora de Mobile, GSMA, tenía previsto reunirse el viernes y decidir si cancelaba el congreso. Pero el continuo degoteo de compañías ha llevado a GSMA a avanzar el encuentro a este miércoles. Entre las opciones que se barajan es aplazar el encuentro, suspenderlo definitivamente hasta el próximo año o celebrarlo. En caso de cancelación, el coste rondaría unos 500 millones de euros. Hoteleros, dueños de apartamentos turísticos y restauradores ya han sufrido numerosas anulaciones de reservas.

EMPRESAS CHINAS

En declaraciones a El Confidencial, Roberto Quintanilla, dueño de la empresa madrileña Kerkin Audiovisuales SL, ve con mucha incredulidad lo que está sucediendo en Barcelona tras aterrizar en Ámsterdam. "Hay muchísimas empresas chinas. Nosotros trabajamos con varias de ellas y funcionan con normalidad", ha subrayado el empresario. En cualquier caso, en el ISE han cancelado unas 59 empresas, 50 de ellas son de China.