Amenazas constantes. Los trabajadores de UTE Rigging han explicado que arrancaran nuevas movilizaciones para reivindicar sus derechos laborales. De esta manera, los empleados que se dedican al montaje de escenarios, han anunciado que van a sabotear la celebración de los eventos que se hagan en Fira de Barcelona durante el mes de septiembre.

Los trabajadores, que llevan desde el pasado 11 de julio en huelga, han aclarado que respetan la interlocutoria del juez que ha rechazado paralizar el montaje de los escenarios del Sónar que están llevando a cabo otras compañías contratadas por Fira de Barcelona, para sustituir a los empleados que están parados.

"GARANTIZAR LA CELEBRACIÓN DEL FESTIVAL"

El abogado de los trabajadores, Quim Español, ha declarado que “la huelga nunca ha tenido por objetivo afectar al Sónar y siempre nos hemos comprometido a hacer todo lo posible para garantizar la celebración del festival, incluso si el juez aceptaba paralizar el montaje”.

Desde su punto de vista, el problema “es la falta de voluntad negociadora de Fira de Barcelona, que se ha negado a participar en los dos intentos de mediación instados por la Generalitat”, según EFE. Los trabajadores en huelga exigen a Fira de Barcelona que incluya las condiciones del concurso de licitación la subrogación de los empleados que actualmente realizan este trabajo.