Entre 200 y 300 alumnos del Institut del Teatre de Barcelona se han vuelto a concentrar esta mañana en el patio del centro para reclamar la dimisión de la directora, Magda Puyo, y de su equipo directivo, mientras han considerado una "medida de mínimos" que se haya apartado a Joan Ollé de la docencia.

ACOSO SEXUAL Y ABUSO DE PODER

El Institut del Teatre anunció este lunes que apartaba de las clases "de manera inmediata" al director teatral Joan Ollé, al tiempo que iniciaba "un proceso de investigación sobre su trabajo como profesor" en el centro, después de publicarse una información en el diario Ara en la que numerosas alumnas y exalumnas le señalaban por haber sufrido acoso sexual y abuso de poder por su parte.

Las denuncias se extendían a una docena de profesores, que habrían cometidos estos abusos durante años, aunque Ollé es el único de estos profesores que sigue en activo en el Institut del Teatre.

MEDIDA "DE MÍNIMOS"

Una portavoz de los alumnos concentrados ha leído este martes un comunicado en el que señala: "Ayer fuimos muchas y conseguimos ser escuchadas, pero de momento Joan Ollé solo ha sido apartado de la docencia, una medida de mínimos en la situación en la que nos encontramos. Ahora su despido está en manos de la Diputación y pendiente del proceso judicial".

Advierten que este "puede ser un proceso lento y doloroso para las agredidas" y han exigido que la Diputación de Barcelona, de quien depende el Institut del Teatre, y el colectivo del profesorado "se comprometan a posicionarse del lado de las personas agredidas", una herida "que este sistema patriarcal ha apoyado y permitido durante tanto tiempo".

REVISIÓN DEL PROTOCOLO

En este sentido, han reclamado también "la revisión de protocolo de prevención de agresiones que hasta ahora se ha demostrado que no es efectivo, apoyo psicológico a las personas agredidas y una propuesta de apoyo psicológico para todo el alumnado del Institut del Teatre a largo plazo".

Igualmente, demandan "el posicionamiento público del claustro de profesores, así como la asunción y revisión de las responsabilidades que les toca como compañeros de los agresores, una respuesta clara por parte de la Diputación de Barcelona y el compromiso firme de mantenerse al lado de las personas damnificadas".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.