ARCHIVADO EN:

Llega el verano y lo hace con mucha fuerza. De hecho, en los próximos días llegará la primera gran ola de calor que hará que los termómetros se enfilen hasta alcanzar las las temperaturas más altas de lo que se lleva de año.

Esta ola de calor está provocada por una corriente de aire cálido que proviene del Sahara que arrastra consigo temperaturas muy elevadas. Esto provocará una enorme subida de las temperaturas, por lo que es recomendable que se tomen las precauciones necesarias.

LA PRIMERA Y LA MÁS PELIGROSA

Según los expertos, al tratarse de la primera gran ola de calor del año es necesario ser más precavido que nunca. El cuerpo todavía no se ha acostumbrado a las elevadas temperaturas del verano, por lo que hay más posibilidades de que se vea seriamente afectado.

Por ello, se debe estar especialmente atento a los niños, a los ancianos y a aquellas personas que tengan problemas respiratorios, que suelen ser las más afectadas por este tipo de episodios.

SUPERANDO LOS 30

Es muy posible que los termómetros vayan subiendo cada vez más confirme vayan pasando los días. Lo más probable es que las temperaturas más altas se den los días 29 y 30 de junio, cuando los termómetros superarán los 30 grados y podrían alcanzar una temperatura máxima durante el día de 35 grados.

Además, las noches podrán ser calificadas de tropicales. Los termómetros se enfilarán por encima de los 20 grados prácticamente todos los días, por lo que es muy probable que a muchas personas les cueste conciliar el sueño.

AGUA Y SOMBRA

Para sobrellevar las altas temperaturas, es conveniente seguir los consejos habituales. Refrescarse con agua para mantener el cuerpo hidratado, evitar salir a la calle durante las horas más calurosas del día, y si no se puede, buscar lugares con sombra y evitar hacer ejercicio al aire libre en las horas centrales del día.

Y para todos aquellos que sea posible, acudir a la piscina o a la playa para darse un buen baño. Eso si, con la pertinente protección solar para evitar males mayores.