Máxima precaución en Barcelona. El aumento de la temperatura del mar ha provocado que hayan disparado todas las alertas en la ciudad. Desde el Institut de Ciències del Mar preven un incremento repentino de medusas este verano en la capital catalana.

La última medida de agua de la Barceloneta, realizada el jueves pasado por el meteorólogo Diego Lázaro, registró 26ºC y, según los datos semanales de los últimos ochos años, la temperatura mediana de época del año es 2ºC inferior. Este factor, los corrientes marítimos favorables y la sobrepesca que elimina las especias depredadoras de medusas son los motivos que explican la mayor presencia de dichas especies.

NO SON MORTALMENTE PELIGROSAS

Desde el Instituto de Ciències del Mar explican que “sabemos como gestionarlo”. Aseguran que las medusas de la costa mediterránea no son mortalmente peligrosas, y que es importante “no bañarse cuando hay bandera amarilla”.

Además, apuntan que las playas de Castelldefels, Sitges o Badalona son donde más aparecen las medusas y que en estos puntos puede haber como mucho durante 15 o 20 días en todo el verano en periodos de dos o tres días como máximo. Entre las principales precauciones, los expertos insisten en aplicarse constantemente protectores solares.

INVASIÓN DE MEDUSAS

Hace unos meses las playas de Barcelona se vieron invadidas por miles de medusas que llenaron la línea de la costa de color azul. El animal, una Velella Velella, era prácticamente inofensivo para el ser humano y su presencia en las playas se ha convertido en habitual.