Airbnb ha lamentado este viernes que el Ayuntamiento de Barcelona proponga prohibir el alquiler de habitaciones turísticas en toda la ciudad y ha pedido dialogar sobre esta medida.

"Esperamos que en los próximos meses se abra la puerta al diálogo y podamos trabajar con el Ayuntamiento en dar prioridad a las familias y a las comunidades locales", ha dicho en un comunicado.

El consistorio había dicho este mismo viernes en otro comunicado que propone esta prohibición con el objetivo de evitar una saturación de plazas y un "aumento desorbitado de la oferta de alojamientos turísticos", especialmente en las zonas céntricas de la ciudad.

Así lo recoge la actualización del Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (Peuat), que la Comisión de Gobierno aprobó este jueves para adaptarlo al marco normativo y contexto actual, y para que "continúe siendo una herramienta fundamental para garantizar el derecho a la vivienda y a vida vecinal".

"PERJUDICARÁN A LAS FAMILIAS"

Airbnb ha reiterado su compromiso en colaborar con las administraciones en el turismo sostenible que deseen, pero ha defendido que "el alojamiento en hogares compartidos atrae un turismo respetuoso" porque el anfitrión convive con el viajero en su propia casa, y ha añadido que los anfitriones catalanes que usan la plataforma llevan una media de 27 años residiendo en el mismo barrio.

También ha replicado que estas nuevas normas "perjudicarán a las familias barcelonesas que comparten un espacio dentro de su propio hogar" –aunque la comunidad de anfitriones en Barcelona es diversa e incluye anuncios de tipos distintos que no están afectados por esta decisión–.

La plataforma ha añadido que las normas anunciadas "dan la espalda al marco creado por la Generalitat y al apoyo de la actividad mostrado por representantes del gobierno de la ciudad".

Ha concretado que la decisión va en contra del camino marcado por el decreto de la Generalitat en agosto, "que permitía que anfitriones compartieran habitaciones con huéspedes, tras una amplia consulta que incluyó al Ayuntamiento de Barcelona, así como en contra de las conclusiones de la Comisión Interdepartamental para el desarrollo de la economía colaborativa".

También ha destacado que representantes del Ayuntamiento, "incluyendo la teniente de alcalde Janet Sanz y la alcaldesa Ada Colau, han mostrado en el pasado su apoyo a las familias que comparten su hogar", y que el 53% de anfitriones catalanes en Airbnb afirman que compartir el hogar les ha permitido poder vivir en sus casas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.