ARCHIVADO EN:

La plataforma Airbnb revolucionó el alquiler entre particulares de viviendas vacacionales. Desde una habitación hasta un chalet, pasando por apartamentos y pisos son las opciones que están a tan solo unos clicks del usuario. Este modelo de éxito, afianzado con datos como que Barcelona fue el destino con más reservas de viajeros de España durante el pasado verano, ha facilitado que la lógica de uso haya migrado al terreno de la movilidad.

Más allá del alquiler de alojamientos, y aprovechando la flexibilidad que ofrece la época estival, es posible realizar un renting con diferentes tipos de vehículos haciendo uso de determinadas plataformas que huyen del clásico modelo establecido por las empresas del sector.

EN MOTO POR LA CIUDAD

Una de las plataformas de movilidad que ofrece alquiler entre particulares es Momoven. Mediante su página web permite ofertar ciclomotores y motocicletas propias y pactar conidiciones del arrendamiento, como el precio final y la posibilidad de aceptar o denegar alquileres en función de quien lo solicita.

Con unos precios absolutamente variables en función del modelo, la duración del renting y la temporada anual en que se demande, el seguro del vehículo tampoco es un problema. Alianz es la compañía que se encarga de cubrir esa demanda, ofreciendo un seguro a todo riesgo con o sin franquicia que incluyen indemnizaciones de hasta 28.000 euros en caso de que se produzca algún tipo de contratiempo.

Para validar este seguro, eso sí, la empresa exige que los conductores tengan más de 24 años y dos años de antiguedad en el carnet de conducir.

TURISMOS Y FURGONETAS

Otra de las opciones disponibles es Drivy, una plataforma en la que se pueden encontrar turismos y furgonetas de cualquier persona que oferte en internet para, por ejemplo, realizar una escapada o llevar a cabo una mudanza.

Su funcionamiento es simple. Tan solo se necesita que el conductor acepte la solicitud del usuario para que se concrete la reserva. Los propietarios de los vehículos, además de establecer el precio, informan de determinadas condiciones, como si se permite que viajen animales o si se puede fumar en el habitáculo.

En este caso, el seguro también va a cargo de la compañía Allianz, y se exige que los conductores tengan un mínimo de 21 años y dos desde la expedición del permiso de conducir.

LA CASA A CUESTAS

Si el objetivo es disfrutar de una estancia vacacional sin tener que preocuparse del alojamiento, la mejor opción es optar por una autocaravana. Y sí, en este caso también se puede apostar por el renting entre particulares.

El portal Yescapa facilita esta tarea. Con una cifra que supera los 6.500 vehículos, dispone de la mayor flota de autocaravanas de alquiler de toda Europa, de las que 200 se encuentran en la capital catalana.

La metodología de la plataforma sigue el patrón de las anteriores pero, teniendo en cuenta el coste de estás "casas móviles", los usuarios pueden enfrentarse a pagos de fianzas y franquicias más elevadas. Pese a ello, la asegura Lagun Aro responderá en caso de sufrir un percance, siempre y cuando el conductor tenga al menos 24 años y otros dos de experiencia al volante.

HASTA EL MAR

Una prueba de que esta tipología de alquileres han resultado un éxito, es la llegada a Barcelona de plataformas que facilitan el alquiler de embarcaciones entre particulares. Samboat y Click&Boat ofrecen esta posibilidad a los usuarios registrados en la capital catalana.

Siguiendo la misma lógica de uso que las anteriores plataformas, el usuario podrá elegir, en el momento de formalizar la reserva, la tipología de barco que prefiere alquilar. Veleros, lanchas, catamaranes, neumáticas, "casas flotantes", yates o, incluso, motos de agua completan el catálogo de rentings marinos.

samboat
Embarcación ofertada en Samboat / SAMBOAT

Durante la realización del trámite, se pueden incluir algunos aspectos adicionales, como disponer de materiales para practicar paddle surf o windsurf.

MODELO DE ÉXITO

Con la implantación y consolidación de estos servicios, queda demostrado que el modelo de alquiler entre particulares es un éxito en Barcelona. en este caso, las plataformas intermediarias tienen una gran responsabilidad y protagonismo, ya que facilitar estos trámites ha permitido que en la capital catalana se pueda alquilar tanto un turismo como una embarcación de manera relativamente fácil.