Comisiones Obreras (CCOO) ha convocado una huelga entre los agentes cívicos y los vigilantes de estacionamiento de Barcelona Serveis Municipals (B:SM), unos 345 trabajadores. El sindicato denuncia que a raíz del cierre de bares y restaurantes provocado por la pandemia, el personal, que trabaja a pie de calle, no dispone de lugares adecuados para hacer los descansos ni ir al baño.

“La mayoría de sitios que nos ofrece la empresa municipal para descansar son vestuarios en aparcamientos con baños en mal estado”, explica a este medio Fernando Delgado, responsable de CCOO de B:SM.

UN ACUERDO INSUFICIENTE

El jueves pasado por la mañana el sindicato hizo el acto formal de la convocatoria de huelga. Casualmente por la tarde había una reunión de empresa y sindicatos para tratar otros temas, y B:SM aprovechó para tratar la problemática. El resto de sindicatos del comité de empresa acordaron que los trabajadores puedan decidir hacer descanso o no. Y en caso de no hacerlo, acabar antes la jornada. “Nosotros no nos sumamos al acuerdo porque, aunque sí que es un avance, nos parece insuficiente, ya que si se decide mantener el descanso, los lugares donde nos envían a hacerlo son indignos”, explica el sindicalista.

“Consideramos que los trabajadores no deberían descansar y comer en lugares que no cumplen las condiciones sanitarias adecuadas y donde hay zapatos y ropa colgada”, señala. Además, apunta que un 30% de los lugares en los que tienen que trabajar carecen de estos espacios de descanso.

Agentes cívicos de Barcelona informan a una joven de la obligatoriedad de llevar mascarilla / EFE - TONI ALBIR
Agentes cívicos de Barcelona informan a una joven de la obligatoriedad de llevar mascarilla / EFE - TONI ALBIR

PAROS LOS FINES DE SEMANA Y FESTIVOS

Este martes tuvo lugar la mediación obligatoria con la empresa. Delgado cuenta que esperaban que accedieran a incluir en el debate los puntos que reclaman. Si lo hacían tenían previsto desconvocar la huelga. Pero según apunta, la empresa se negó en rotundo y decidieron mantenerla.

La protesta se ha iniciado este miércoles con un parón parcial de las 12 a las 16 horas. Fuentes de B:SM informan que el paro de cuatro horas convocado para este miércoles ha registrado un seguimiento del 6,6% del total de la plantilla llamada a la huelga. No obstante, el portavoz de los huelguistas señala que hoy no esperaban un gran seguimiento de la convocatoria. “Nuestro objetivo es el paro en fines de semana y festivos”, añade.

Han decidido hacer los paros esos días por dos motivos. Por un lado, porque consideran que pueden asumirlos mejor económicamente. Y por otro, porque los fines de semana la problemática se agrava, ya que es cuando les mandan a trabajar a las afueras, donde hay menos lugares para hacer los descansos.

Una agente del área verde de Barcelona, ayudando a un conductor / CG
Una agente del área verde de Barcelona, ayudando a un conductor / CG

BUSCARSE LA VIDA

“Cuando no hay sitios donde descansar y comer la empresa nos sugiere que nos busquemos la vida y nos sentemos en un banco público”, explica Delgado. “Somos la imagen del Ayuntamiento y nos están incitando a infringir la propia normativa que establece la Generalitat”, comenta refiriéndose a la prohibición de comer en la vía pública.

Además, explica que tanto los agentes cívicos como los vigilantes de estacionamiento realizan un trabajo que a menudo implica un enfrentamiento con la ciudadanía. “Si nos estamos enfrentando y de repente nos sentamos en un banco a comer, imagínate la situación. Nos están invitando a tener un conflicto continuo con la ciudadanía”, apunta. “Consideramos que la empresa tiene las herramientas suficientes para evitar estos conflictos, pero no lo está haciendo”, concluye.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.