ARCHIVADO EN:

El Aeropuerto de Barcelona – El Prat ampliará los destinos internacionales conectados mediante vuelos directos. De hecho, ya ha comenzado a hacerlo. Tras la inclusión de conexiones directas entre la capital catalana y Abu Dhabi a finales del pasado año, el aeródromo incorporará a lo largo de 2019 nuevas rutas sin escala, algunas de las cuales ya han entrado en funcionamiento.

AMÉRICA Y EUROPA

Los continentes americano y europeo han sido los primeros en recibir algunas de estas nuevas conexiones. Santiago de Chile ha sido una de las ciudades que, desde este año, cuenta con vuelos directos con la capital catalana. La aerolínea Level inauguró a finales de marzo, ofreciendo dos vuelos por semana a este destino, una frecuencia que se incrementará con la llegada de la temporada estival.

Chicago es otro de los destinos americanos que ya cuentan con un vuelo directo desde Barcelona. El pasado 5 de junio la compañía Norweigan inauguró esta ruta, que contará con ocho vuelos semanales, entre salidas y llegadas, entre el 7 de junio y el 26 de octubre. Esta frecuencia supondrá la oferta de 56.416 asientos repartidos en 164 vuelos.

En cuanto a destinos europeos, destaca el caso de San Petersburgo. La aerolínea S7 Airlines es la encargada de este servicio, que se puso en funcionamiento el pasado mes de mayo. Esta conexión directa suma dos vuelos semanales de salido y otros dos de llegada hasta el próximo 23 de octubre, sumando 15.552 asientos en un total de 108 vuelos.

TRÁFICO AÉREO MUNDIAL

Según el Comité de Desarrollo de Rutas Aéreas de Barcelona (CDRA), cuyo objetivo es promover el desarrollo de nuevas conexiones intercontinentales desde el aeropuerto de Barcelona, la capital catalana ocupa la 24ª posición en cuanto a tráfico directo e indirecto se refiere. Se trata de un buen lugar en la clasificación, estando la ciudad posicionada por delante de otras grandes ciudades como Amsterdam, Madrid, Miami y Berlín, entre muchas otras.

El aeródromo barcelonés, además, es el quinto de Europa en nombre de rutas europeas, y los principales operadores son Vueling, Ryanair, EasyJet y Norwegian, así como las compañías de red europeas. En cuanto a rutas intercontinentales, Barcelona – El Prat está situado en el decimonveno puesto del viejo continente.

Por contra, se trata de un aeropuerto marcado por la estacionalidad, ya que el crecimiento se concentra especialmente en verano.

EL RETO ASIÁTICO

Uno de los principales retos a los que se enfrenta el Aeropuerto de Barcelona actualmente es el de incrementar la cifra de vuelos directos con destinos situados en el continente asiático.

Mientras que los destinos con ruta directa a capitales europeas y americanas no dejan de aumentar, las llegadas sin escala al continente asiático son mucho más escasas. Pese al incremento de un 22% de las conexiones con Asia en verano respecto al mismo periodo del año pasado, entre los que destaca la ampliación de plazas para viajar a Hong Kong, la capital de Tailandia, Bangkok, o la de India, Nueva Delhi, son algunos de los retos establecidos por el CDRA para que este año se pueda contar con una conexión directa. Un caso aún más significativo en el de Tokio. La capital de Japón, que también cuenta con un elevado tráfico de pasajeros, pero actualmente no es accesible de manera directa desde Barcelona.

Cristian Bardají, director de infraestructuras de la Cambra de Comerç de Barcelona y miembro del Comité de Rutas de CDRA, afirma que Tokio, Bangkok y Nueva Delhi "están en el top five de prioridades" para establecer rutas directas, ya que desde el comité creen que "las oportunidades de mercado son más claras". De la misma manera, Bardají asegura que "estos vuelos se llenan con todo", ya sean en "economy, business, o carga aérea". Pese a ello, y respecto a las llegadas a la capital catalana, el director de infraestructuras de la Cambra explica que Barcelona sigue siendo más "un destino de ocio que de negocio".

DE ESTE A OESTE

Pese a contar con multitud de conexiones, el aeropuerto de la capital catalana tiene por delante el reto de aumentar la cifra de destinos de llegada sin necesidad de hacer escala. Mientras que la zona oeste del mapamundi cuenta, cada vez más, con una respetable cifra de vuelos directos, el lado este sigue pendiente de establecer algunas conexiones que faciliten, y agilicen, la movilidad de los viajeros que salen y llegan a Barcelona. La idea, al finalizar el año, es la de poder escoger llegar de manera directa a oeste u este, a Nueva Jersey pero también a Tokio.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.