El presidente de Aena, Maurici Lucena, ha puesto este jueves sobre la mesa la opción de ampliar 500 metros, hacia el este, la tercera pista del aeropuerto de Barcelona. Se trata de la pista más cercana al mar, para facilitar que dicho aeropuerto pueda convertirse en un futuro en un hub internacional.

En una conferencia en el Círculo de Economía, Lucena, exdiputado del PSC, ha dicho que las otras dos opciones para el pasan por "no hacer nada", en cuyo caso habría que renunciar al objetivo de que El Prat sea un hub internacional, ha advertido, o bien elevar la operativa de de 78 a 90 operaciones por hora, dentro del margen permitido, pero con las consecuentes molestias para los vecinos de Gavà y Castelldefels.

Lucena sí ha querido dejar claro que un hub internacional, es decir, un gran centro de conexiones aéreas internacionales, "no se hace con diversos aeropuertos simultáneamente". "Solo con el aeropuerto de Girona y con el de Reus, por importantes que sean, pero sin ampliar la capacidad del aeropuerto de Barcelona, no habrá hub", ha sentenciado Lucena, que ha añadido también que para ser un hub el aeropuerto de Barcelona deberá unir la T-1 y la Terminal Satélite, adaptar las capacidades de tierra o desarrollar la ciudad aeroportuaria, entre otros requisitos

INVERSIÓN DE 1.500 MILLONES

Tras exponer estas opciones, Lucena ha dejado claro que Aena tiene prevista una inversión de, al menos, 1.500 millones de euros en dicho aeropuerto en los próximos años, pero ha avisado de que la construcción de la Terminal Satélite de la T-1 de El Prat -prevista para 2026- se producirá "sí y solo sí" en caso de que se actúe contra las limitaciones aéreas que tiene actualmente la instalación aeroportuaria.

A la ponencia han asistido la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera; el expresidente de la Generalitat, José Montilla; los exalcaldes de Barcelona Joan Clos y Jordi Hereu; el delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), Pere Navarro, y el presidente de CaixaBank, Jordi Gual.

Lucena ha asegurado que la primera opción, la de alargar la tercera pista, generaría una "huella acústica" menor que la actual para los municipios de Gavà y Castelldefels, pero ha admitido que alargar dicha pista afectaría a un espacio protegido por la red Natura 2000, en alusión a la laguna de la Ricarda, ha recogido la agencia EFE.

RECUPERAR EL ESPACIO AFECTADO

En esta línea, Lucena ha asegurado que en las conversaciones que ha mantenido con diferentes instituciones, ha ofrecido compensar dicha afectación ambiental recuperando el equivalente a cinco veces más de espacio en otras partes del entorno del aeropuerto de Barcelona, que oficialmente se llama Josep Tarradellas Barcelona-El Prat.

El presidente de Aena ha asegurado que esa solución de alargar 500 metros la tercera pista, la más corta, permitiría también que los aviones de gran tamaño la pudieran usar también para despegar, y ha garantizado que cualquier proyecto se desarrollaría con todas las garantías medioambientales.

CONSENSUAR UN PROYECTO

A preguntas de los asistentes a la conferencia, Lucena ha comentado que ha hablado sobre la ampliación del aeropuerto de El Prat con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, así como con el Govern y con el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), y ha apelado a ser capaces de consensuar un proyecto de ampliación del aeropuerto de Barcelona "compartido al máximo".
 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.