El barrio de Sant Andreu del Palomar amaneció este jueves con diversos mensajes de apoyo a la okupación de la Casa Buenos Aires, en Vallvidrera. En la iglesia de Sant Pacià se lee el siguiente mensaje: "Los Buenos Aires no se toca". La pared de la icónica parroquia de Sant Andreu luce otro: "Si la Casa de Buenos Aires cae al suelo... Sant Andreu en pie de guerra. ¡Resistencia okupa!".

Sobre la finca de Collserola pende una orden de desalojo. El  pasado 15 de octubre, los Mossos d'Esquadra intentaron ejecutarla pero cancelaron el intento de desahucio ante la presencia de centenares de personas en el interior. El edificio modernista es propietario de los Misioneros Paúles, una sociedad apostólica fundada en 1625.  Los okupas sienten el aliento de la policía y la justicia y reaccionan colocando en su diana a la iglesia.

USO VECINAL

El Sindicat de l'Habitatge de Sant Andreu se hacía eco esta mañana de las pintadas a través de las redes sociales. En un mensaje en Twitter los activistas celebraban el "mensaje claro" dirigido a la iglesia de Sant Pacià y a "sus colegas de los Padres Paúles".  Los ocupantes de Casa Buenos Aires han agradecido también en la red social ha agradecido el "apoyo" del colectivo de Sant Andreu.

Pintada de apoyo a los okupas en la iglesia de Sant Pacià / TWITTER
Pintada de apoyo a los okupas en la iglesia de Sant Pacià / TWITTER

Los planes de la propiedad pasan por echar a bajo el edificio y construir un hotel de lujo. Los okupas se instalaron en la finca en marzo de 2019 para evitarlo y reclaman que el espacio tenga un uso para los vecinos.

EXPROPIACIÓN

El Ayuntamiento de Barcelona ha iniciado el proceso de expropiación que conllevará, al  menos, destinar 3,5 millones para comprar la casa. “No tiene ningún sentido enviar antidisturbios de madrugada a asaltar un proyecto comunitario de gran valor social”, señaló el día del intento de desalojo el concejal de Derechos de Ciudadanía y Participación Marc Serra. 

El conflicto entre la propiedad, el Ayuntamiento y los okupas ha llegado este jueves a Esplugues de Llobregat. En una iglesia del municipio también se han visto pintadas, en este caso, acusando a los misioneros católicos de especuladores. "Contra todo poder eclesiástico, institución e inmobiliario: La Buenos Aires resiste y se queda en Vallvidrera! Toda la solidaridad, fuerza y amor desde Esplugues!", se leía.

SANTA SEDE

Las reivindicaciones de los okupas han cruzado las fronteras de nuestro país y han viajado hasta la misma Santa Sede en forma de carta. La Directa publica este jueves el contenido de una carta enviada por las asociaciones de vecinos Mont d'Orsà-Vallvidrera, Santa Maria de Vallvidrera i Mas Sauró, Sanatori – Rectoret y el grupo de apoyo a la Casa Buenos Aires al papa Francisco para que interceda en el conflicto. 

"Queremos conocer la posición de la Congregació de la misión de Sant Vicente de Paúl, ya que en ningún momento ha sido posible el diálogo", dice la carta. El colectivo asegura que la finca es un lugar de acogida de otros colectivos que no tienen equipamientos públicos y un "activo imprescindible" para Vallvidrera. Añaden que viven personas en situación de vulnerabilidad y que siempre han querido encontrar una solución dialogada que evite el desalojo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.