La Generalitat ha anunciado este martes que a partir del 9 de mayo acabará el toque de queda y el confinamiento perimetral en Cataluña.

En rueda de prensa posterior al Consell Executiu, el vicepresidente de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès, ha explicado que el Govern ha descartado hacer modificaciones legislativas ante el fin del estado de alarma porque considera que con las herramientas que tienen ya hay la "cobertura jurídica" necesaria para tomar las medidas.

Sin embargo, desde el gobierno catalán ya han aclarado que mantendrán la limitación de seis personas en los encuentros cuando decaiga el estado de alarma. 

FIN DEL TOQUE DE QUEDA

Aragonès ha afirmado que el toque de queda quedará sin efecto a partir del mismo domingo teniendo en cuenta los datos epidemiológicos y el "buen ritmo" de vacunación, pero ha avisado de que no descartan volver a aplicarlo si la situación sanitaria empeora en el futuro.

HERRAMIENTAS JURÍDICAS PARA GESTIONAR LA SITUACIÓN

"A partir del domingo se levantará el confinamiento nocturno, pero el Govern no descarta aplicar alguna medida si los datos empeoran en un futuro", ha señalado Aragonès, que ha asegurado que la Generalitat dispone de las herramientas jurídicas necesarias para gestionar la situación.

RESTRICCIONES TRAS EL ESTADO DE ALARMA

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un decreto que permitirá a los gobiernos autonómicos acudir al Tribunal Supremo para que se pronuncie sobre los recursos judiciales en torno a las restricciones de movilidad que se puedan interponer cuando expire el estado de alarma el 9 de mayo, por presunta vulneración de derechos fundamentales.

El decreto aprobado también extenderá algunas medidas de carácter social más allá del estado de alarma que acaba el próximo domingo, entre ellas la moratoria del alquiler y la suspensión de los desahucios para colectivos vulnerables.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.