ARCHIVADO EN:

La proliferación de botellones, como el celebrado este fin de semana en el campus de la UAB, ha avivado el debate sobre la conveniencia de reabrir el ocio nocturno en Cataluña. El macrobotellón de la UAB tuvo lugar la madrugada del sábado y se saldó con peleas, robos, destrozos, asaltos a algunos pisos de estudiantes del campus y una denuncia por violación de una joven de 18 años.

Este fin de semana, no obstante, se han celebrado fiestas ilegales en otras localidades catalanas, como en Tarragona, donde un joven de 21 años resultó herido leve por arma blanca.

PROLIFERACIÓN DE BOTELLONES

La celebración de este tipo de fiestas no autorizadas, muchas de ellas convocadas a través de las redes sociales, es un hecho cada vez más habitual en toda Cataluña, pese a las restricciones que siguen vigentes a causa de la pandemia. El conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, ha reconocido este domingo que la reapertura de discotecas y bares musicales ayudará a gestionar desde su departamento el desarrollo de los botellones.

Elena, en 3/24, ha afirmado: "A nosotros nos gustaría que se reabriera el ocio nocturno cuando las cifras sanitarias digan que se puede hacer. Cuando se pueda hacer, cuando sea posible, para no hacer más mal que bien". "Ahora bien, y lo decimos claramente, en Madrid y en otros lugares de Europa, el ocio nocturno está abierto, y anteanoche hubo una fiesta (en la Ciudad Universitaria de Madrid) de 25.000 personas".

COLAU PIDE LA REAPERTURA

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también ha vuelto a pedir la reapertura del ocio nocturno antes de las fiestas de la Mercè, que arrancan este viernes. "Pedimos que se estudie abrir de alguna manera. Evidentemente, cumpliendo con los protocolos que sean necesarios y con las garantías sanitarias que den seguridad a todo el mundo y con lo que diga la Generalitat, que es la autoridad competente en este tema", ha afirmado Colau en una entrevista en El Periódico.

FIESTAS PRIVADAS

En opinión del secretario general de la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm), Joaquim Boadas, ha sido la Generalitat la que, con sus decisiones de los últimos meses, "ha fomentado los botellones". En declaraciones a EFE, Boadas ha lamentado que la Generalitat "haya jugado siempre" a sus espaldas, "lo que ha comportado tener el escenario que tenemos por su culpa".

"Aunque digan que no querían fomentar los botellones, cuando levantaron la prohibición de limitar a diez personas las reuniones sociales ya sabían que los fomentaban, igual que las fiestas privadas, llegando a un momento que es mucho más que grave", ha declarado.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.