Tensión este miércoles por la mañana durante la entrevista que Jordi Basté ha hecho a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en El món a RAC1. El motivo del rifirrafe, los bloques de hormigón que el Ayuntamiento instaló en varios puntos de la ciudad durante el confinamiento y que desaparecerán definitivamente en el primer trimestre de 2022 a propuesta de Ciutadans, que llevó su retirada el pleno tras el accidente mortal de un motorista en la calle Balmes, el pasado 28 de diciembre.

A preguntas del presentador, Colau ha defendido que a los bloques de hormigón "les queda poco" aunque "han sido un éxito y han permitido salvar casi 2.000 puestos de trabajo de la restauración", y ha cifrado en 3.000 el número de terrazas ampliadas con este método. Pero mientras la alcaldesa afirmaba que "han permitido salvar miles de puestos de trabajo", Basté ha señalado que "alguna muerte no hemos podido salvar y algunos accidentes tampoco los hemos podido evitar", en referencia al fallecimiento del waterpolista Martí Estela, que colisionó contra una barrera New Jersey tras accidentarse con otro vehículo. Unas palabras que han cambiado al instante el tono de la conversación. La primera edil le ha pedido al periodista ser "muy cuidadoso" y ha insistido en que "los accidentes no han sido a causa de los bloques de hormigón". Aquí el audio:

Con el ambiente notablemente enrarecido, Basté ha apostillado que "algunos están muy mal situados". Colau ha insistido: "Pero no ha habido accidentes por culpa del hormigón. Seamos cuidadosos porque es un tema muy sensible". "¿Y el accidente de la calle Balmes de quién fue culpa?", la ha interrogado el presentador. "No fue debido al bloque de hormigón. Lamentablemente hubo una colisión entre una moto y un coche", ha continuado la alcaldesa. "Pero había un bloque de hormigón ahí situado...", ha recordado él. La dirigente barcelonesa ha negado toda relación, una vez más: "No. Como segundo impacto, el chico fue ahí a parar. Y evidentemente es terrible. Pero la colisión no fue por el hormigón. Luego se genera la idea de que el hormigón causa muertos y no es así".

EL AYUNTAMIENTO LOS CAMBIARÁ POR UNOS QUE "SEAN BONITOS"

"Entonces, ¿por qué los quitan? Si encima dan tantos puestos de trabajo...", se ha intersado Basté. A lo que Colau ha zanjado: "Los quitamos porque son feos. Ahora los haremos bonitos, con un diseño barcelonés. En los próximos meses veremos cómo si quitan los New Jersey amarillos, que son feísimos y lo he dicho siempre. Es cuestión de meses que se cambien por unos que sean bonitos", pronunciaba la alcaldesa mientras el presentador remarcaba, pues, que entendía que se trata solo de un tema "estético".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.