J.A.G.C e I.G.C han protagonizado, al menos, cuatro golpes juntos: han asaltado a un hombre a punta de cuchillo en la puerta de su domicilio, han robado la mercancía de dos camiones y han cometido un delito de falsedad documental. La lista de delitos del primer sospechoso es más larga. Una juez de Tarragona considera que hay indicios que lo relacionan con ocho delitos, la mayoría de ellos cometidos en municipios del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). Así se desprende de un auto judicial al que ha tenido acceso Metrópoli y que detalla la intensa actividad de esta pareja de supuestos delincuentes que contó con la colaboración esporádica de cinco personas más.  

El 25 de septiembre de 2018, un vecino de Salou (Tarragona) fue asaltado cuando abría la puerta de casa. Un hombre le puso un cuchillo en la espalda, lo empujó y la víctima cayó al suelo. El perro del residente frustró el robo cuando apareció para defender a su dueño logrando que el agresor abandonara la vivienda a la carrera y huyera en una furgoneta. En este intento de asalto participaron hasta seis investigados repartidos en dos vehículos: una furgoneta Volkswagen Golf y una furgoneta Mercedes Viano.

ROBO DE UN CAMIÓN CON ROPA

A raíz de este robo con violencia, los Mossos d'Esquadra tiraron del hilo y relacionaron a este grupo, especialmente a J.A.G.C e I.G.C, con varios delitos más. Unificadas, las investigaciones de diferentes comisarías de la provincia de Barcelona dibujan el recorrido criminal de estos dos teloneros, un método de robo consistente en rajar las telas de los camiones para robar la mercancía de su interior.

El 23 de noviembre de 2018 se produjo el primero de los dos robos a camiones. En este caso, los dos primeros investigados, acompañados de B.G.G, robaron un camión que transportaba mercancía de una conocida marca de ropa de Inditex. Ocurrió en Santa Perpètua de la Moguda y los atracadores usaron dos coches, uno de los cuales estaba relacionado con uno de los sospechosos.

ATRACO EN UN COMPLEJO LOGÍSTICO

Dos meses más tarde, el 20 de enero, la pareja de atracadores, junto a otro investigado (U.M.A), dieron otro golpe en el aparcamiento del CIM Vallès, la  Central Integral de Mercaderies del Vallès, un macrocomplejo logístico donde operan 51 empresas de transporte. Sus accesos vigilados no impidieron que los tres hombres robaran la mercancía de un camión y huyeran con el botín.

Asalto a un camión llevado a cabo por un clan familiar que fue detenido en 2019 / EFE
Asalto a un camión llevado a cabo por un clan familiar que fue detenido en 2019 / EFE

 

La denuncia del titular del vehículo de transporte motivó una investigación con intervenciones telefónicas. Los agentes ubicaron el teléfono de uno de los implicados en el mismo lugar y la hora del robo, concretamente las 19.15 horas. En la conversación hablaban de "pasar por un sitio" y de que "no les vea el vigilante". Horas antes del asalto, las cámaras de vigilancia del recinto captaron el coche que conducía J.A.G.C, seguidos de dos vehículos más. Uno de estos era la furgoneta implicada en el robo con violencia en Salou.

PINCHAZOS TELEFÓNICOS

El 21 de enero, la policía observa como tres de los acusados cargan material a una furgoneta desde un trastero de Badalona que estaba a nombre de uno de los dos teloneros. Dos días más tarde cargan más material desde un trastero, esta vez, localizado en Molins de Rei. Los pinchazos telefónicos revelan que los implicados hablan sobre la posibilidad de dar destino a algunos de los objetos de la carga del camión.

J.A.G.C tuvo tiempo de cometer más delitos antes de su detención. Poco después del robo en el CIM Vallès provocó un incendio en el depósito municipal de Molins de Rei donde se encontraba una de los furgonetas usadas en sus fechorías. El fuego calcinó a cuatro vehículos, incluido el del sospechoso. De nuevo, la ubicación de su teléfono lo inculpa, así como las cámaras de vigilancia que captan a un coche que habitualmente conducía. Una tercera prueba es el bidón de plástico con carburante que los mossos hallaron en este coche.

El 10 de enero, antes de los asaltos a camiones, el investigado con más delitos a su espalda atracaba una peluquería de Rubí con un coche que volvería a usar en otros delitos en enero y febrero.

UNA MUJER, ENTRE LOS INVESTIGADOS

Una de las personas investigadas en esta causa judicial es una mujer (la única en la causa), que defiende el abogado Álvaro Machado de Vosseler Abogados. La magistrada considera que existen indicios relevantes, según los cuáles, S.P.B participó en el robo con violencia en Salou. Desde el despacho con sede en Barcelon, Machado señala que "defendemos con vehemencia la inocencia de nuestra representada y que el único fallo que pudo cometer es mantener una relación sentimental con uno de los implicados, lo que ha provocado que intenten meterla en la misma bóveda criminal". 

A pesar de que en alguno de los delitos participaron tres y hasta cuatro miembros, la jueza rechaza que la banda sea un grupo criminal porque limita a solo dos de los investigadores una actividad "concertada" y "coordinada".  El Código Penal estipula que una organización criminal es la agrupación formada por más de dos personas con carácter estable que de manera concertada y coordinada se repartan diversas tareas o funciones con el fin de cometer delitos".

TRÁFICO DE DROGAS

Otros dos investigadores (J.C.V Y B.G.C) "solo habrían colaborado a título menor, estimándose fortuita y ocasional su participación en los delitos respecto de los que constan indicios contra ellos". La colaboración del resto de individuos, sigue el auto, se limita a "actos de mera cooperación esporádica y accesoria" y no intervinieron en la "planificación activa" de los delitos.

El recorrido criminal del cabecilla de este grupo también implicó el tráfico de un cargamento de droga procedente de Málaga. Usando coches cedidos por J.CV y A.F.T, otro investigado, realizó diversos viajes a la ciudad andaluza con la finalidad de traer dicho cargamento. Sin embargo, no se llegó a materializar en la cantidad pretendida.

Los siete investigados fueron detenidos y, actualmente, se encuentran en libertad esperando que finalice la instrucción del caso y, más adelante, la celebración del juicio.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.