ARCHIVADO EN:

La sinagoga principal de Barcelona, situada en la calle del Avenir, en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi, ha sufrido un acto vandálico. El miércoles de la semana pasada, el centro religioso amaneció con la pintada Free Palestina. La noticia pasó inadvertida y casi cinco días después, ningún representante del Ayuntamiento de Barcelona o la Generalitat ha condenado el ataque, según la cuenta de Twitter Judíos de Cataluña.

SIN CONDENA MUNICIPAL

"A esta hora, que sepamos, ningún representante del Ayuntamiento ni de la Generalitat ha condenado el ataque contra la sinagoga principal de Barcelona con una pinta". Según los responsables de esta cuenta, este hecho demuestra que Barcelona se ha convertido en un "territorio hostil para los judíos", lo que para ellos es una "clara identificación del antisionismo con el antisimetismo".

ACTO INTOLERABLE

Pocas horas después del tweet de la comunidad judía, Manuel Valls ha condenado el acto vandálico".  El exprimer ministro francés ha dicho que el ataque contra la sinagoga principal de Barcelona "merece una condena de todos. Pintar un edificio religioso es inaceptable. Intentan confundir la religión judía con la situación en Oriente Medio. Esto es intolerable y conduce al antisemitismo". Al cierre de esta edición, ningún político más había condenado el ataque.