Un detenido en una operación contra los narcopisos de Barcelona / MOSSOS D'ESQUADRA
Un detenido en una operación contra los narcopisos de Barcelona / MOSSOS D'ESQUADRA

Aceptan tres años por gestionar varios narcopisos okupados en Barcelona

La red contaba con tres niveles jerárquicos: los trabajadores, los responsables de pisos y los jefes

Guardar
Periodista

Un grupo de 13 personas ha aceptado entre dos y tres años de prisión para cada uno por formar parte de una red violenta que gestionaba diversos narcopisos okupados en el barrio barcelonés de Ciutat Vella. Se distribuían cocaína, crack, heroína, MDMA, hachís o marihuana, entre otras drogas.

En el juicio, que se ha desarrollado este lunes en la Audiencia de Barcelona, los acusados han aceptado los hechos y han pactado las penas con la Fiscalía para resolver este caso. Es una pieza separada de un caso aún mayor que juzga la totalidad del entramado criminal al que pertenecían los procesados, con más de 30 implicados.

La red de narcos estuvo en marcha, como mínimo, entre los meses de febrero y octubre de 2018, según expone la Fiscalía en su escrito provisional.

NIVEL JERÁRQUICO

La organización contaba con tres niveles jerárquicos: los trabajadores, que se encargaban de que los pisos estuvieran operativos las 24 horas el día; los responsables de pisos, que controlaban a los trabajadores y la droga que había en los pisos; y los jefes, que gestionaban los inmuebles ocupados, resolvían conflictos y recaudaban las ganancias.

La red también contaba con un colectivo de suministradores, sigue la Fiscalía, que eran "fundamentales" para conseguir la droga, cocinarla y llevarla a los puntos de venta o los narcopisos para que fuera consumida.

Operación policial contra narcopisos en Barcelona / EFE
Operación policial contra narcopisos en Barcelona / EFE

DOS TIPOS DE NARCOPISOS

La organización criminal, indica el ministerio público, gestionaba dos tipos de narcopisos: en unos, únicamente vendían la droga que los clientes debían consumir fuera; mientras que, en otros, el consumo de las substancias se debía hacer obligatoriamente dentro de los inmuebles.

Los jefes, detalla la Fiscalía, mantenían contacto continuo con el resto de los miembros del colectivo y, cuando hablaban por teléfono, utilizaban apodos para no ser reconocidos y eufemismos para referirse a la droga. El escrito de la Fiscalía pone como ejemplo que, para referirse a la cocaína, decían palabras como "blanca" o "cocacola"; al crack se referían como "duro", "tronchi" o "cronchi"; y, a la heroína, "marrón", "cerveza", "café" o "tostada".

LO DESMANTELARON EN 2018

Los Mossos d'Esquadra desmantelaron el grupo criminal el 24 de octubre de 2018, en un operativo con entradas y registros simultáneos en cinco inmuebles ocupados de Ciutat Vella.

En esos registros, detalla la Fiscalía en su escrito provisional, los agentes decomisaron, entre otros materiales, bolsas con diversas drogas, jeringuillas sin usar para el consumo de heroína, relojes de lujo, multitud de teléfonos móviles, dinero en metálico y una pistola de munición real.

La Fiscalía concluye que los trece acusados, aunque tenían asignadas funciones de diferentes rangos dentro de la organización, son igualmente responsables de todos los delitos que les achaca porque, según argumenta, todos estaban coordinados para el objetivo final de lucrarse con esas actividades de narcotráfico.

Un furgón de los Mossos en el Raval en un operativo contra los 'narcopisos' / MOSSOS
Un furgón de los Mossos en el Raval en un operativo contra los 'narcopisos' / MOSSOS
Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.