El movimiento independentista juvenil surgido de la acampada de la plaza Universitat se disuelve tras el desalojo policial de los acampados en la madrugada de este miércoles. Una asamblea celebrada esta tarde delante de la Universidad de Barcelona ha terminado en la plaza Sant Jaume para mostrar el rechazo de la actuación de la Guardia Urbana ordenada por la alcaldesa Ada Colau. Los independentistas descartan, por ahora repetir una nueva acampada, aunque los concentrados no descartan convocar nuevas acciones para seguir protestando contra la sentencia del procés. Esta noche, una treintena de los jóvenes se ha quedado a dormir al raso con sacos delante del consistorio. 

La intervención policial de este miércoles de madrugada ha conseguido dispersar la acampada que se levantó el 30 de octubre en el marco de las manifestaciones contra la condena por sedición de los líderes políticos y sociales del independentismo. Solo unas decenas de independentistas han optado por dormir en Sant Jaume para protestar contra la “violencia policial” del desalojo ante la atenta mirada de la brigada móvil de los Mossos d’Esquadra.

A través de las redes sociales, los jóvenes han anunciado que la acampada "sigue resistiendo". "Hemos decidido pasar aquí la noche para dejar clara nuestra posición delante de la decisión tomada por Ada Colau desde el Ayuntamiento", han escrito. Han pedido mantas, sacos y ropas de abrigo para combatir las bajas temperaturas de esta noche.  El movimiento ha convocado una protesta en la misma plaza Sant Jaume este jueves a las 11horas.

CRÍTICAS A LA ACTUACIÓN POLICIAL

Durante la asamblea de esta tarde, convocada para dar respuesta al desalojo, los concentrados han criticado la actuación de la policía municipal a la que han acusado de “calentar el ambiente” y de ejercer una “violencia innecesaria” en el operativo. Los independentistas han comunicado que si los jóvenes que han dormido estas semanas en Universitat quieren recuperar los objetos requisados por la Guardia Urbana tienen que pagar una multa.  Según los activistas, los dos detenidos durante el operativo han quedado en libertada tras dormir en comisaria.

464023870 293739
La asamblea se ha trasladado hasta plaza Sant Jaume.

Pocos minutos después de las 20 horas, los activistas han decidido trasladar la asamblea a Sant Jaume. Escoltados por seis furgonetas de los antidisturbios de la policía catalana, unas 200 personas han cortado el tráfico avanzando por calle Pelai hasta llegar a plaza Catalunya y han bajado por el Portal del Àngel en dirección al Ayuntamiento. “¡La acampada resiste!”, coreaban los independentistas entre las callejuelas del barrio del Gótico.

DE MÁS A MENOS

La acampada ha ido perdiendo apoyos a medida que fueron avanzando los días. En la segunda semana de protesta, las juventudes de Esquerra Republica, las JERC, abandonaron el campamento junto a Arran entre acusaciones de robo de 30.000 euros en efectivo de la caja de solidaridad. Una presunta agresión sexual en una de las tiendas y la desconvocatoria de la huelga indefinida del Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) había debilitado la protesta en los últimos días. Finalmente, la alcaldesa decidió desalojar la plaza por razones de movilidad.