ARCHIVADO EN:

La huelga ha repercutido en la economía. Uno de los sectores afectados es el del comercio. La asociación Barcelona Comerç ha constatado un cierre "general" del 70% –a las 19 horas– de los establecimientos de los ejes comerciales de proximidad en la tarde de este viernes por la huelga general contra la sentencia del juicio del 1-O.

Según ha explicado la agrupación, el cierre de persianas ha sido general en estos territorios y solo algunos establecimientos de restauración y tiendas de alimentación se han mantenido abiertos, a diferencia de por la mañana, cuando se ha producido "un cierre desigual", según se desprende de un comunicado.

A PARTES DESIGUALES

"El cierre ha sido casi total en ejes comerciales como Gràcia, Cor Eixample, Sant Antoni Comerç y Sant Andreu", ha anunciado la asociación. No obstante, en ejes como Horta, Sant Gervasi, Poblenou y Nou Eixample, algunas de las tiendas abiertas durante la mañana se han sumado a la huelga por la tarde.

Casi medio millón de personas han participado en la concentración pacífica en Jardinets de Gràcia. Sin embargo, una minoría se ha dirigido a Vía Laietana para dar comienzo a los disturbios nocturnos que vienen siendo habituales. Esta vez, los CDR se han propuesto acampar en Gran Vía con el fin de “pararlo todo”.