ARCHIVADO EN:

Unos 400 comercios de Sant Antoni, según los organizadores, se han manifestado este viernes contra la inseguridad en el barrio con una pitada ante los establecimientos. Algunos participantes han asegurado que se han cometido 122 robos en los comercios durante 2019, una cifra que ha experimentado un descenso desde que impulsaron la campaña 'Vigila', que invita a llamar al teléfono de emergencias 112 en caso de ver algo "extraño".

CAMBIOS LEGISLATIVOS

Los comerciantes consideran que la solución requiere cambios legislativos, como poder penar los hurtos con prisión en caso de reincidencia.

Uno de los propietarios ha defendido que la disminución de delitos es un "espejismo", ya que el problema sigue existiendo, y ha asegurado que algunos clientes se quejan de haber sido víctimas de hurtos en la calle.

INSEGURIDAD Y SUCIEDAD

Vecinos y comerciantes coinciden en la situación de inseguridad y suciedad en la calle, añadiendo que la iluminación nocturna es insuficiente. Actualmente, en la campaña 'Vigila' Comerciants Sant Antoni per la Seguretat, colaboran la asociación de vecinos del barrio, Sant Antoni Comerç, la ONG de Veí a Veí y la Associació de Comerciants i Serveis de Sant Antoni Comerç (Acssac).