La plataforma Més Cultura per a Barcelona, que agrupa a 40 entidades locales a favor del museo Hermitage en la ciudad, ha pedido este martes apoyo a los políticos en general y al Puerto de Barcelona (donde se preveía instalar el proyecto) tras "el veto impuesto por el Ayuntamiento".

En un comunicado, destaca que los cuatro informes publicados el lunes por el Ejecutivo local no son vinculantes y que la postura municipal desfavorable se debe a la voluntad "de encontrar argumentos que justifiquen el rechazo".

DUDAS SOBRE LAS CONCLUSIONES DE LOS INFORMES

Por eso, piden a los partidos que se revisen las conclusiones desfavorables de dichos informes. Y aconsejan al Puerto, que "se haga eco" de quienes apoyan el proyecto, que aproveche la oportunidad de este museo y que siga mejorando el frente litoral para todos los barceloneses.

Més Cultura per a Barcelona ha advertido de que "hay otras ciudades interesadas en el proyecto" y ha acusado al Ayuntamiento de no saber ver el potencial de la infraestructura para Barcelona.

CONTRA EL PROYECTO POR TEMAS IDEOLÓGICOS

Para la plataforma, se debe a "prejuicios ideológicos" contra un proyecto que ha cumplido todos los trámites de los procedimientos definidos por el Ayuntamiento y el Puerto, que los han validado. También destaca que el Hermitage es la única oferta presentada para el espacio catalogado para oferta cultural en la Nueva Bocana del Puerto.