Uniqlo sube una marcha en Barcelona. La empresa japonesa de moda abrirá su tercer establecimiento en la capital catalana. La compañía de retail subirá la persiana en la planta baja de Pedralbes Center, ubicado en el número 609 de la avenida Diagonal de la ciudad.

La apertura de esta nueva tienda está prevista para el próximo otoño --entre setiembre y octubre-- e incluirá todas las líneas de la marca: ropa de mujer, hombre, niños, bebés, complementos y bañadores.

63 EUROS EL METRO CUADRADO

La cadena cerró hace dos meses un acuerdo con el grupo inmobiliario Colonial, propietario del establecimiento de Barcelona, por el alquiler de un local de casi 2.000 metros cuadrados de superficie en la planta baja del centro comercial. El precio del alquiler de la tienda alcanza los 63 euros mensuales por metro cuadrado.

La socimi firmó un contrato de arrendamiento con una duración de 17 años para que el grupo japonés se instalara en Pedralbes Center. El espacio, a parte de albergar el establecimiento de Uniqlo, está preparándose para acoger también entre tres y cuatro macrotiendas más.

 

 

TRIPLETE EN BARCELONA

El gigante japonés cuenta con dos tiendas más en la capital catalana, una ubicada en el cruce de Paseo de Gracia y Gran Via de les Corts Catalanes, que abrió hace dos años, y otra más en el centro comercial Glòries. El nuevo local de la cadena se convertirá en una de las principales tiendas de referencia en Europa.

El comercio que tiene Uniqlo en la milla de oro barcelonesa cuenta con 1.730 metros cuadrados de superficie repartidos en cuatro plantas. La flagship cuenta con todas las líneas excepto la infantil y alberga también las oficinas del grupo para el mercado español, donde trabajan doce personas.

PEDRALBES CENTER

Pedralbes Center bajó la persiana a finales de julio de 2018 y actualmente se encuentra en rehabilitación para ampliar el recinto de la zona comercial. El espacio tiene una superficie total de 22.000 metros cuadrados, de los cuales más de 5.500 serán comerciales.

Fueron sus propietarios los que decidieron darle un lavado de cara al centro, que se inauguró en 1989 siguiendo el modelo de las galerías Bulevard Rosa, que también cerró sus puertas el verano pasado.