La presidenta del Comité de Centro de Trablisa en el Aeropuerto de Barcelona, Genoveva Sierra, ha señalado en el segundo día de huelga que los vigilantes de seguridad están recibiendo "presiones" en los controles y que se ha cambiado su método de trabajo habitual.

En este sentido ha asegurado que durante todo el año trabajan de la misma manera, siguiendo unos protocolos y unas normas determinadas que deben cumplir o son castigados, según ha dicho: "No entendemos que, justamente cuando se inicia la huelga, todo eso se nos cambia”.

HUELGA INDEFINIDA

Sierra ha insistido en que un 90% de servicios mínimos supone tener más gente trabajando que habitualmente, ya que ha asegurado que normalmente trabaja un 80% de la plantilla. En esta línea ha declarado que van a  mantener la huelga de 24 horas indefinida iniciada el viernes y ha dicho que están abiertos a hablar con la empresa, aunque ha lamentado: "Nuestro teléfono no suena”, según Europa Press.

La protesta de los trabajadores tiene poca incidencia este sábado a primera hora y los usuarios del Aeropuerto de Barcelona pasan los filtros de seguridad con normalidad.

SEGUNDA JORNADA 

La segunda jornada de huelga indefinida de los vigilantes de seguridad del aeropuerto de Barcelona ha arrancado con normalidad y sin aglomeraciones en los filtros de entrada a las zonas de embarque.

El acceso de los usuarios del aeródromo de El Prat ha sido fluido, con un tiempo de espera en las colas de los controles de apenas cinco minutos, como un sábado habitual de agosto.