Las tiendas Natura, con sede central en Barcelona, se vieron muy perjudicadas el pasado año por el coronavirus. Primero fue el cierre forzoso de todos sus establecimientos entre marzo y mayo decretado por el Gobierno de Pedro Sánchez. Más tarde, las restricciones de movilidad y de aforo que afectaron a los locales de todo tipo.

Además, entre octubre y diciembre, los centros comerciales de Barcelona hubieron de bajar la persiana por orden del Govern. Por último, la pasada campaña navideña supuso un desengaño, pues las autoridades obligaron a clausurar otra vez las tiendas.

ERTE Y COMERCIO DIGITAL

Entre unas cosas y otras, Natura presentó varios expedientes de regulación para el 99% de la plantilla, integrada por 334 empleados. Debido a los ERTE, los gastos de personal se comprimieron de 10 a 8 millones. El único canal de venta que se mantuvo a pleno funcionamiento es la web de comercio electrónico.

La sucesión de avatares negativos se tradujo en un fuerte recorte de las principales magnitudes económicas, según reflejan las cuentas de la casa depositadas en el Registro Mercantil.

SIN DIVIDENDOS

La cifra de giro se desplomó un 38% y pasa de 42 a 25,8 millones. Se trata del nivel más menguado desde hace diez años.

Los resultados de la casa muestran el duro impacto del cierre comercial. El de explotación pasa de 1,2 millones de beneficio a 3 millones de pérdida. Y el neto después de impuestos, de 756.000 positivos a 3,1 millones de déficit.

Tras contabilizar este último, los recursos propios (capital más reservas) quedan fijados en 28 millones. Dada la situación de números rojos, la empresa no repartió dividendos. El año anterior entregó a su accionista único Sergio Durany Herzig la suma de 2,5 millones.

TESORERÍA

Además de la activación de los ERTE, la compañía solicitó un crédito avalado por el ICO de 4 millones. Se trata del primer pasivo que entra en las cuentas de Grupo Natura.

Hasta ahora las inversiones en nuevas tiendas se venían financiando con los fondos societarios, sin tener que recurrir al endeudamiento bancario. El ingreso del crédito apalancado por el ICO se plasma en un aumento de la liquidez disponible hasta los 18,5 millones.

Tienda Natura de l'Illa Diagonal / NATURA
Tienda Natura de l'Illa Diagonal / NATURA

PROMOTOR Y DUEÑO ABSOLUTO

Natura tiene de fundador y socio único a Sergio Durany. Abrió su primer local en 1992, en la barcelonesa calle de Consell de Cent, entre Rambla de Catalunya y paseo de Gràcia. El segundo establecimiento lo instaló en el centro l’Illa Diagonal. Constituyó un éxito total. Gracias a este impulso, Natura se proyectó al resto de España.

En casi 30 años de actividad incansable, la firma ha tejido una ramificada malla integrada por 165 tiendas, un tercio de ellas sitas en centros comerciales.

GRUPO BUDDHA

En los almacenes Natura se puede encontrar un gran surtido de productos “étnicos”, procedentes de China, India, Indonesia y Tailandia. El catálogo incluye mesas, muebles, cubrecamas, manteles, camisetas, zapatos, libros, velas, incienso, relojes, jarras de agua, complementos y otros accesorios de decoración.

El consorcio Natura consta de 4 empresas. En la cima del conglomerado se encuentra la sociedad Red Buddha, administrada por Sergio Durany. La sede central de la corporación está ubicada en la calle Ecuador de Barcelona.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.