Papelera Alier en Rosselló (Lleida)
Papelera Alier en Rosselló (Lleida)

La superviviente Alier gana 10 millones tras superar dos suspensiones de pagos

La histórica papelera catalana factura un 20% menos el año de Covid, pero incrementa su patrimonio hasta los 38 millones

Guardar

Cambio de accionista y nuevo director, tras culminar exitosamente dos suspensiones de pagos. Este es el apretado resumen de la firma papelera Alier. Hoy está completamente saneada.

En 2020 no dejó de notar los efectos del coronavirus. Sus ventas y beneficios bajaron de forma acusada. Pero aun así, la compañía saldó el ejercicio con ganancias sustanciosas y reforzó sus fondos propios hasta los 38 millones.

BENEFICIO NETO DE 10 MILLONES

Durante el año pandémico, la compañía con sede en Barcelona, facturó 69 millones de euros, un 20% menos que en 2019, cuando ingresó 87 millones.

La empresa declaró un beneficio neto de 10 millones, justo la mitad que el año anterior.

En un ejercicio marcado por las restricciones y la caída de la actividad, amplió su plantilla hasta 193 trabajadores. Además, en 2021 hubo relevo en la dirección general.

Alier está capitaneada ahora por Valentín Rossi, quien venía desempeñando desde agosto de 2018 las labores de director industrial.

Papelera Alier, con sede en Barcelona
Papelera Alier, con sede en Barcelona 

SUSPENSIONES DE PAGOS

La compañía tiene a sus espaldas una trayectoria de casi cien años. En el curso de tan prolongada existencia se vio forzada a declarar dos voluminosas suspensiones de pagos. La primera ocurrió en 1991, con una deuda de 15 millones. Alier se acogió a las prerrogativas de la intervención judicial para resguardar el negocio y proteger la plantilla, que en ese momento estaba formada por 142 empleados.

Ocho años atrás estuvo otra vez contra las cuerdas y presentó un nuevo concurso, con un pasivo que había subido a 22 millones. En 2016 se firmó el convenio. Alier consiguió una quita del 77% de las deudas ordinarias y un plazo de espera para el resto de siete años.

El crédito bancario ascendía a 11,8 millones. BBVA, Popular, Sabadell, Santander, Barclays Bank, Caixabank, Deutsche Bank y NGC se avinieron a condonarle el 62% de esa cantidad.

Alier liquidó los pagos del convenio de forma anticipada y por fin salió del concurso de acreedores en 2020. El pasivo exigible se ha reducido a solo 3 millones, a años luz de las sumas que le llevaron en dos ocasiones a caer en el pozo de la insolvencia.

NUEVOS INVERSORES

A finales de 2018, mientras se estaba ventilando el acuerdo concursal, se produjo un cambio de propietarios. Los empresarios argentinos Pereira adquirieron la mayoría del capital a varios miembros de la familia Alier. El grupo iberoamericano posee fábricas de placas de yeso en su país.

La entrada del nuevo inversor ha comportado cambios en el consejo de administración. En nombre de la familia Alier, ahora socia minoritaria, actúa de presidenta Elisabet Alier Benages. Los consejeros son su hermano Pere Alier Benages, más los representantes del nuevo dueño Marcelo y Mateo Luis Pereira, Andrea Rodríguez Quiroga, Manuela Pereira y Tomás Marcelo Pereira.

Alier fue constituida en Barcelona en 1934. Su actividad principal es la fabricación de papeles para recubrimiento de placas de yeso y bolsas de papel. Todos los artículos se elaboran íntegramente con materia prima recuperada y son reciclables.

Las instalaciones industriales están ubicadas en el municipio leridano de Rosselló, si bien el domicilio social y fiscal se encuentra fijado en la calle Diputación de Barcelona.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.