Los inversores del Estado Otomano se apoderan del barrio de Poblenou. Los ciudadanos turcos han apostado por el barrio de Barcelona y han adquirido dos restaurantes ubicados en la Rambla del mismo distrito. Además, están estudiando adquirir también el Casino L’Aliança o, al menos, hacerse con el restaurante de la entidad.

Los comerciantes son inversores con larga trayectoria en la hostelería de la capital catalana y los restaurantes que han fichado para hacerse de propiedad son Atrium y Alta Galicia, situados en los número 142 y 93 del barrio de la capital catalana. El Casino que los turcos también plantean comprar está en el número 42 de la misma calle y tienen como objetivo entrar a operar el restaurante del edificio fundado en 1869.

APROVECHARSE DEL INQUILINO

El empresario que encabeza el Casino actualmente, José Luis Iglesias, tiene ciertas deudas con Hacienda y fuentes cercanas a las operaciones asegura que los inversores turcos “se aprovecharán de las dificultades del directivo”. En este sentido, añaden que “los otomanos han entrado a sondear a la fundación que dirige el equipamiento cultural habida cuenta de los impagos del actual inquilino”, según avanza Crónica Global.

Además, el presidente del Casino l’Aliança, Manel Grau, confirma que “está habiendo dificultados con el actual gestor del restaurante, al que le está costando pagar el alquiler. No obstante, se está a la espera de renegociar el contrato o a su fin, que vence en 2021”.