Vecinos y ecologistas han levantado el grito contra la apuesta del Ayuntamiento de Barcelona por una eléctrica pública. Acusan al consistorio de vender energía contaminante -ellos le llaman "negra"- como energía verde. Este jueves, una treintena de entidades han presentado un manifiesto muy crítico con el consistorio barcelonés y se han manifestado en la zona del Fórum por la tarde, protesta a la que han asistido unas 300 personas.

La nueva empresa pública de suministro de electricidad del Ayuntamiento de Barcelona obtiene energía de la incineradora de Sant Adrià de Besòs y la vende como "si fuera energía renovable", por lo que las entidades se han agrupado bajo el nombre 'gat per llebre' -gato por liebre-.

La energética municipal dependen del Concejal de Agua y Energía Eloi Badia, que no piensa dar su brazo a torcer en este asunto. Según fuentes municipales consultadas por Europa Press, la planta de Tersa dispone del certificado del Ministerio de Industria con garantía de origen 100% renovable y limpia, motivo por el que puede comprarla Barcelona Energía, que entró en funcionamiento el pasado fin de semana como comercializadora eléctrica que sólo comprará energía con esta garantía, han asegurado dichas fuentes.

EN CONTRA LAS BASES DE BEC

Badía, que se ha enzarzado en una guerra por la remunicipalización del agua con Agbar y con las empresas funerarias por la creación de un tanatorio público, ahora que ha creado una compañía pública para gestionar la energía que nutre a los edificios públicos dependientes del consistorio ha conseguido ponerse en contra a los vecinos y ecologistas, que en teoría son parte de las bases de su partido.

Las entidades vecinales que se agurpan en la plataforma 'Gat per lleure' son en su mayoría de barrios colindantes con la incineradora y ya llevaron la incineradora a  la Fiscalía de Medio Ambiente al considerar que incumple procesos y actúa fuera de la ley.

Manifestantes contra la incineradora de Sant Adrià que da energía a la eléctrica del Ayuntamiento de BCN / HUGO FERNÁNDEZ
Manifestantes contra la incineradora de Sant Adrià que da energía a la eléctrica del Ayuntamiento de BCN / HUGO FERNÁNDEZ

Aunque se han producido cambios desde esa denuncia, las plataformas consideran que sigue habiendo irregularidades y que mientras no les permitan participar en la auditoría de la incineradora no reconocerán los resultados. En este sentido, lamentan haber encontrado en el Ayuntamiento de Barcelona a "un adversario, por no decir un enemigo", en lugar de a una administración preocupada por la salud de los vecinos.

Desde Apquiria, Santi Cutura ha advertido de que la contaminación que se deriva de las incineradoras es letal y no puede ser evitada por ningún filtro existente, por lo que ha rechazado la posibilidad de construir viviendas en el entorno de la incineradora, algo que cree que debería tener consecuencias penales si se llevara a cabo.

Manifestantes ceinal contra la incineradora de Sant Adrià que debía alimentar la eléctrica de BCN / HUGO FERNÁNDEZ
1/1

Manifestantes ceinal contra la incineradora de Sant Adrià que debía alimentar la eléctrica de BCN / HUGO FERNÁNDEZ