ARCHIVADO EN:

Los Mossos d'Esquadra de la comisaría de Les Corts detuvieron a un hombre de 20 años el 30 de agosto como presunto autor de una serie de estafas, falsificación de documentos, revelación de secretos y entrada a viviendas ajenas. Tras pasar por disposición judicial, ha quedado en libertad con cargos.

La investigación se remonta al 4 de julio, cuando Los Mossos recibieron una llamada de una vecina de Les Corts. La mujer alertó de la presencia de tres personas que habían accedido al edificio como trabajadores de una empresa de suministro de gas. Seguidamente, una patrulla de Mossos se dirigió al inmueble y localizó a los tres hombres. Los Mossos comprobaron la acreditación de los tres y en ese momento, otro vecino estaba con una persona del grupo y no convencido del servicio, el que se hacía pasar por comercial se hizo con dos facturas del vecino.

Pocas semanas después, la Unidad de Investigación acreditó por medio de testimonios y víctimas, las actividades ilícitas que había desempeñado el arrestado con personas de avanzada edad a quienes cobraba entre 30 y 60 euros por darse de alta.

Gas Natural

LA ESTRATEGIA DE LA ESTAFA

Su modus operandi consistía en ofrecer una mejora de las condiciones del contrato del suministro de gas a partir de un ‘cambio de facturación de Madrid a Catalunya’. Así hacía creer a sus víctimas que seguían en la misma compañía.

El estafador compró el suministro de grandes empresas del sector para después distribuir el servicio a ‘sus propios usuarios’ mediante dos empresas que él  había creado y con las cuales se habría beneficiado de una suma de unos 25.000 y 35.000 euros.

Entre otras malas prácticas, el arrestado también manipulaba firmas de clientes y alteraba los datos con la finalidad de llevar a cabo el cambio de la titularidad del suministro.