La crisis del coronavirus está azotando a la economía en general y a las startups en particular. Las compañías con pocos años de vida son ahora las que están expuestas a un mayor riesgo ante la pandemia del Covid-19 por su escasa liquidez y su falta de actividad. Las empresas tecnológicas invierten la mayor parte de sus ingresos en crecer y ampliar el proyecto y es por ello que ahora se están viendo más afectadas que el resto. 

El sector exige ayudas para evitar el cierre masivo de startups. La asociación Barcelona Tech City ha propuesto que el paquete de acciones anunciadas para autónomos y pymes se extienda también a los emprendedores, “colectivo clave para la reconstrucción de la actividad económica”, según ellos.

"Las startups son por naturaleza empresas ágiles y flexibles que se adaptan a las circunstancias del mercado. Sin embargo, el actual contexto puede conllevar serias dificultades, dado el parón de la actividad económica en general, y, sobre todo, por el posible retraso en la firma de rondas de inversión", expuso la asociación en un comunicado.

Oficinas de Pier 01, edificio de referencia para el ecosistema de startups en Barcelona
Oficinas de Pier 01, edificio de referencia para el ecosistema de startups en Barcelona

EMPRESAS AFECTADAS EN BARCELONA

David Peris-Mencheta, Director de Cuentas de la agencia barcelonesa Amano, asegura que las empresas que son 100% digitales no se están viendo tan afectadas por el confinamiento decretado. Por contra, las empresas de sectores más tradicionales como retail o construcción "son las que más están sufriendo estos días".

Desde la agencia están atendiendo a los clientes vía telemática y con la plantilla en casa. El dinamismo a la hora de trabajar funciona igual, afirma el emprendedor. En este sentido explica que “cuando la economía se recupere”, después del aislamiento las startups y el resto de empresas tendrán una "mirada digital mucho más profunda que antes de la crisis”.

Goin, la aplicación barcelonesa para ahorrar, invertir y ganar dinero
Goin, la aplicación barcelonesa para ahorrar, invertir y ganar dinero

PLATAFORMAS ONLINE VS OFFLINE

David Riudor, CEO y co-fundador de la app Goin, indica que tienen "igual o más trabajo que antes del aislamiento" porque se dedican "a ser una solución de ahorro y la gente ahora lo necesita más que nunca”. Afirma el empresario que, de momento, no tienen ningún problema "al ser una empresa 100% online" pero son conscientes de que "otros compañeros si lo están pasando mal”.

“En compañías offline como inmobiliarias el consumo se está viendo dañado durante el aislamiento pero en nuestro caso no nos podemos quejar”, apunta Riudor. En este caso explica que en la plataforma han adaptado los retos y contenidos para poderlos hacer en casa y el incremento de usuarios durante el confinamiento ha sido del 10%.

SECTOR INMOBILIARIO

Rebeca Pérez, co-fundadora y CEO de Inviertis –mercado inmobiliario online de propiedades– expone que “la incertidumbre en estos casos hace que todo se paralice”. La emprendedora asegura que la semana anterior al decreto de estado de alarma “ya empezaron a caer algunos proyectos en Madrid” y en Barcelona “fue la misma semana del confinamiento”.

Pérez indica que “la incertidumbre es mala y como startup, es mala dos veces”. Como CEO de Inviertis añade que ante una crisis como la del coronavirus “tienes que ir construyendo métricas” y como empresa “debes aprender a nadar en mar abierto”. La emprendedora afirma que un modelo de negocio como una startup “es complicado”, pero que en Inviertis tomaron medidas desde el día cero de la crisis.

Perspectiva del 22@, el distrito tecnológico de Barcelona
Perspectiva del 22@, el distrito tecnológico de Barcelona

"LA GENTE ESTÁ EN CASA MÁS PREOCUPADA"

También hay startups que han sacado el lado positivo del estado de alarma. Es el caso de Meyo, una app lanzada el primer día de confinamiento y cuyos fundadores decidieron “darle la vuelta a la plataforma”. 

La aplicación realiza planes personalizados de deporte, meditación, alimentación u ocio, entre otros. Los CEO's de la startup, Tabaré Majem Olivera y Andreu Palou, explican que la propuesta de valor es que la aplicación sea el asistente del usuario y que éste tenga una vida saludable. La app da las herramientas a sus clientes para que puedan aplicarlas desde sus hogares, lo que se adapta perfectamente al actual contexto de confinamiento. 

¿Cómo se están comportando los usuarios? Los empresarios manifiestan que “la gente está en casa más preocupada", por ello, desde Meyo han intentado "potenciar retos para que la gente pueda rebajar sus problemas de ansiedad”.  Al igual que otras startups 100% digitales, los emprendedores afirman que no se han visto “tan afectados” como otros sectores, pero sí que hacen hincapié en que los usuarios de la plataforma son offline y “deben aplicar los contenidos a la realidad que se está viviendo”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.