Pocos minutos después de que la concejal Gala Pin y el Moviment per l'Aigua Publica i Democrática lanzasen una proclama para que PdeCAT y PSC voten a favor de la multiconsulta por la remunicipalización del agua, el partido de los Demòcratas catalanes (antigua Convergència) se ha mostrado ofendido por la ofensiva lanzada este miércoles por parte de los Comuns.

Jaume Ciurana, portavoz del PDeCAT en Barcelona, ha rechazado la “presión” que reciben por parte del Gobierno municipal de Ada Colau. “Estamos al lado de lo que nosotros consideramos o pensamos. No es una cuestión de bandos o presiones", ha dicho Ciurana, quien, además, ha asegurado que el PDeCAT “no hará de abogado de los intereses de ninguna de las partes”.

Además, Ciurana ha resaltado que “Colau no logrará celebrar la multiconsulta en este mandato”.

En cuanto a qué votará el viernes el PdeCAT respecto a la remunicipalización, Ciurana se ha limitado a decir que "lo estamos pensando y lo valoraremos a la luz de nuevos informes".