ARCHIVADO EN:

La Fiscalía provincial de Barcelona ha archivado la investigación sobre presuntas irregularidades de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) en Barcelona. El Ayuntamiento dirigido por Ada Colau ve un fraude de 3,3 millones de euros en el contrato de limpieza y recogida de residuos, pero la justicia les ha respondido que no hay delito y ha cerrado la vía penal.

La respuesta judicial no ha gustado en el Ayuntamiento, que mantiene la vía administrativa para sancionar a FCC, a la que impuso una multa de siete millones de euros, la cantidad máxima posible, pese a que no tiene probado el presunto fraude.

Desde FCC han valorado las conclusiones de la Fiscalía y destacan que en su informe “concluye que no ha podido acreditarse que los servicios no se prestaran, como también reconocía la propia auditoría realizada por ese Ayuntamiento que advertía de la poca fiabilidad de la documentación que sirvió de base para la denuncia respecto de los servicios de limpieza”, según el comunicado emitido por la compañía.

En cualquier caso, el Ayuntamiento de Barcelona no ha sufrido ningún perjuicio alguno, tal y como reconoció el propio consistorio y el Fiscal reafirma. En este sentido, desde FCC lamentan que “algunos miembros de ese Ayuntamiento hayan realizado manifestaciones y juicios de valor durante algunos meses, manifestaciones que se han demostrado precipitadas e injustificadas”.

DESPOLITIZAR LA RECOGIDA DE BASURA

En este sentido, FCC confía en que “un servicio tan esencial para la ciudad no se convierta en una plataforma mediática de carácter político”, algo que ya han denunciado otras grandes empresas de otros sectores que trabajan con el Ayuntamiento de Barcelona, las cuales mantienen litigios con el consistorio porque este trata de retirarles los contratos en vigor.

La recogida de basuras, el suministro de energía o del agua son algunos de los contratos que el Ayuntamiento de Barcelona está revisando o tratando de romper, dada su animadversión a las grandes compañías. En el caso de la electricidad, la justicia anuló el último concurso realizado por el consistorio, por la denuncia interpuesta por las grandes compañías, que se veían perjudicadas por el redactado. Los dos concursos de suministro de energía temporales convocados desde entonces los ha ganado la propia Endesa, una de las dos empresas denunciantes..

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.