El precio del agua en Barcelona se encarece. La Agència Catalana de l'Aigüa (ACA) ha decidido aumentar el precio del agua que gestiona la empresa Aigües Ter-Llobregat (ATLL), y que vende a las suministradoras finales de un centenar de municipios catalanes, un 11,88 %, lo que supondrá, según la agencia, una subida de un euro al mes de media en los recibos domésticos.

El consejo de administración del ACA ha decidido por diez votos a favor y siete en contra esta subida, habiendo votado a favor los representantes de la Generalitat, mientras que se han opuesto los representantes de los municipios, de los consumidores y del área metropolitana de Barcelona. Se da la circunstancia de que en la reunión del consejo de administración en la que adoptó esta medida no acudió uno de los representantes del Àrea Mertropolitana de Barcelona (AMB), Eloi Badia, ni su suplente, Joan Pinyol.

NEGOCIACIÓN

El aumento se ha producido por el contrato firmado en su día por las partes implicadas que establece una subida quinquenal, y aunque fuentes del consejo han asegurado que se ha intentado negociar para que el precio se mantuviera estable, el acuerdo ha sido imposible por la ausencia de Govern, que ha hecho que los representantes de la Generalitat hayan acabado votando a favor del aumento.

En su día, el conseller Josep Rull se comprometió a mantener el precio estable renunciando a una parte de los ingresos renegociando el contrato de cesión de servicio, pero la situación política ha impedido que se pudieran adoptar las decisiones oportunas. La constitución del nuevo Govern puede permitir que se retomen los estudios que permitan cumplir los compromisos de no aumentar el precio del agua. La empresa concesionaria había pedido que el aumento se fijará por encima del 15 %, aunque finalmente se ha rebajado hasta el 11,88 %, pero desde el año 2010 el incremento de la tarifa ha sido del 138,12 %.

Además, esta previsto que se ponga en marcha un proceso de renegociación para la revisión de parte del contrato firmado en su día, cuando la situación económica era muy diferente de la actual y la Generalitat estaba necesitada de dinero.

Desde el mundo municipal se ha recibido la noticia como un auténtico mazazo. Así, el alcalde de Parets del Vallès, Sergi Mingote, ha mostrado su desacuerdo y su enfado con la medida por medio de un tuit en el que dice que considera esta subida de la tarifa como "injusta y desproporcionada"

 

A LA ESPERA

De todas formas, todo está pendiente de la resolución judicial sobre la adjudicación que en 2012 se hizo para dar la gestión a un consorcio liderado por Acciona, lo que provocó una demanda de Agbar. En 2105, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya le dio la razón a Agbar y declaró nulo el proceso llevado a cabo por la Generalitat para adjudicar la gestión de ATLL a Acciona. A finales del mes de enero está previsto que el Tribunal Supremo dicte su sentencia sobre esta adjudicación.

DESGLOSE DE FACTURA

El reparto del coste total de una factura del agua que cualquier ciudadano recibe en su casa deja claro adónde va a parar el dinero que paga. Por porcentajes, el 34 % corresponde a Aigües de Barcelona en concepto del servicio; el 24 % lo recauda el Área Mertopolitana de Barcelona (AMB) por la tasa de tratamiento de residuos, que sube un 4 %; el 16 % corresponde al canon de la Agència Catalana de l'Aigua; el 14 % es para Aigües Ter-Llobregat (ATLL), por la compra del agua, y es precisamente a este concepto al que hay que añadirle el11, 88 % de subida; el 5 % es para el Ayuntamiento de Barcelona como impuesto de recogida de basuras; y el 7 % restante es el IVA que cobra la Agencia Tributaria.