ARCHIVADO EN:

No cabe duda, que en toda vivienda, los baños tienen un papel sumamente importante: Su naturaleza íntima le otorga un protagonismo especial. Así, independientemente del gusto de cada persona, suele aparecer la necesidad de disponer de un lugar organizado, pulcro y equipado con los elementos indispensables para su funcionamiento.

En este sentido, el espacio es un aspecto clave. Sin embargo, la extensión del baño se ve muchas veces limitada por la distribución de la vivienda. Por ello, muchas veces la superficie disponible es menor a la deseada, lo que lleva a enfrentarse a los retos particulares de un baño pequeño. 

Afortunadamente, según nos dicen los expertos de Asealia.com, especialistas en platos de ducha de resina y mamparas de baño y bañera, existen algunos trucos para ganar espacio en todo cuarto de baño.

SUSTITUIR LA BAÑERA POR UN PLATO DE DUCHA

Un plato de ducha, es la mejor opción para baños pequeños, ya que proveen de un área para ducharse sin sacrificar más espacio del necesario. Así, una bañera estándar, ocupa aproximadamente unos 80 x 180 cm, dimensiones más que suficientes para un plato de ducha amplio.

De esta forma, el sobrante puede destinarse a la disposición de otros elementos igualmente indispensables en un cuarto de baño. Ejemplo de ello, son los armarios verticales, muebles a media altura e incluso ciertas baldas o estantes. 

MAMPARAS DE DIFERENTES MATERIALES Y DISEÑOS

Como se ha señalado, en los baños de tamaño reducido lo mejor será apostar por un plato de ducha. Esto hace necesario instalar alguna barrera que evite salpicaduras a la hora de ducharse. En este sentido, nos aconsejan desde este portal de fontanería de Valencia, el uso de mamparas. 

Estas, no sólo sirven de protección frente a la dispersión del agua, sino que además ofrecen una agradable sensación de amplitud. De esta forma, son el recurso ideal para hacer que el baño parezca de mayor tamaño.

Además, aporta un toque estético de modernidad y elegancia importante. Para conseguir el mejor aprovechamiento, se aconseja decantarse por mamparas de puerta corredera.

APROVECHA CADA RINCÓN

Cuando se trata de decorar un cuarto de baño pequeño, la clave reside en sacar el máximo rendimiento a cada rincón, para disponer todos elementos de manera funcional y estética. De acuerdo a este último punto, el orden será clave para un baño atractivo y visualmente espacioso.

En cuanto a la funcionalidad, lo ideal es optar por un mobiliario compacto. Esto incluye la elección de sanitarios y lavabo de tamaño acorde a las dimensiones de la superficie disponible. Asimismo, los lavabos flotantes, también ayudan a generar una sensación de amplitud junto con un importante componente decorativo. Además son muy prácticos a la hora de limpiar.

GANA ESPACIO

Si de almacenaje se trata, una forma sencilla de conseguir espacio extra es usando los huecos de las paredes. Esto puede conseguirse con muebles verticales y pequeños estantes. Así, como utilizar la zona disponible bajo el lavamanos. 

Por otra parte, es importante considerar que aunque se desee aprovechar hasta el último rincón, es importante no saturar el baño con muebles y accesorios. Pues, demasiados objetos pueden hacer que el espacio se vea aún más pequeño, causando una sensación agobiante y pesada. 

ESPEJOS, ALGO IMPRESCINDIBLE

Colocar un espejo en el baño, consigue de manera inmediata que el espacio se duplique visualmente. Esto gracias a que refleja la luminosidad de la habitación, creando la ilusión de un cuarto de mayor tamaño.

En este sentido, se puede disponer de un espejo amplio sobre el lavamanos. O bien, colocar uno en la pared, esta es una gran opción si no se dispone de un espejo de cuerpo entero en el dormitorio. 

Lo ideal es usarlos sin marcos, para favorecer el efecto de amplitud proporcionado. También puede ser una gran opción decantarse por algún modelo retroiluminado o en el caso del lavamanos, un espejo con fondo-armario.

ARMARIOS Y MUEBLES EMPOTRADOS

Cuando se tiene un baño de poca superfie, lo ideal es apostar por mobiliario que favorezcan el orden. De acuerdo con esto, los armarios representan la mejor alternativa. Permiten ganar espacio aunque no dispongan de mucha profundidad, favoreciendo el almacenaje de todo cuanto necesitemos en el baño.

De igual forma, los muebles y estantes empotrados en la pared pueden ser de gran ayud. Estos, pueden aportar aún más capacidad que los armarios convencionales, y son ideales para sacar partido a pequeños rincones y recovecos.

SÉ CREATIVO CON LOS TOALLEROS

En baños y sobre todo aseos de tamaño reducido, la instalación de los toalleros puede representar una complicación adicional, debido las limitaciones del espacio. Sin embargo, con un poco de creatividad se puede resolver este problema. Así, entre las posibles aplicaciones originales y prácticas destaca el colocar las toallas en la parte posterior de la puerta. 

También, se puede optar por ganchos como los que se usan para colgar los abrigos en lugar de las clásicas barras. Otra alternativa, son los radiadores toalleros, y tienen la ventaja adicional de combatir la humedad, manteniendo las toallas secas y calientes cuando se encuentran en funcionamiento.

--

Contenido patrocinado