Continúa la batalla por la luz. Esta mañana el regidor de Energía, Eloi Badia, ha reiterado que el concurso público del Ayuntamiento cumple con la ley 24/2015 de la Generalitat. Por este motivo, ha anunciado que el consistorio presentará a lo largo del día las alegaciones correspondientes al tribunal para que levante la suspensión cautelar. Una acción que el magistrado decretó después que Endesa y Gas Natural recurrieran el pliege por supuesta competencia desleal.

HACER CUMPLIR LA LEY

En concurso público estaba dotado de 68 millones de euros destinados a iluminar la ciudad durante un año. Sin embargo, la cantidad económica no era el problema. El objeto de discusión son los cortes de luz a familias en situación de vulnerabilidad que aplican determinadas empresas. Una encrucijada a la que la Generalitat hizo frente con la aprobación de la ley 24/2015 y que ahora el Ayuntamiento quiere hacer cumplir a través de sus concursos públicos.

“Lo primero y lo más importante es que la contratación pública no es solo un hilo económico, sino que hemos de incorporar las responsabilidades sociales y ambientales”, ha apuntado Badia. Una cuestión sobre la que añadía que “el pliegue [del concurso] no incorpora nada que no esté en la ley”. “Nos sorprende que pongan en duda la legislación catalana”, reflexionaba el regidor de Energía.

SI GANAN UNOS O SI GANAN LOS OTROS...

Badia ha dicho que si el tribunal finalmente no admite los recursos de las grandes eléctricas, tirará adelante el concurso al que Endesa y Gas Natural no se quisieron presentar, “aunque tenían opciones de ganarlo”, ha considerado. En su opinión, el concurso no representaba ninguna competición desigual. De hecho, el equipo de gobierno se congratula de haber conseguido poner en marcha el concurso eléctrico con más candidatos a llevarse el premio. Hasta seis eléctricas se han presentado (sin contar a las dos que desistieron de hacerlo).

Ahora bien, en caso que el tribunal estime el recurso de las eléctricas, el Ayuntamiento tendrá que abrir un nuevo concurso púbico y hasta que no se adjudique este, aplicar contratos puente con las empresas subministradoras. La posibilidad de prorrogar el contrato actual esta descartado, ya que este ya fue prorrogado y su fecha de expiración es el 25 de marzo. De todas maneras, el suministro eléctrico de la ciudad “está garantizado” ha asegurado el representante político y ha añadido que “en ningún momento habrá sobre-costes”.

Tal como ha avanzado el regidor, si el tribunal tumba el concurso, el Ayuntamiento iniciará una nueva contratación en la que “volveremos a incorporar la ley 24/2015". Ley que asegura que ya cumplen las grandes subministradoras en los concursos públicos adjudicados por la Associació Catalana de Municipis, por lo que dice no entender las trabas que han puesto a la adjudicación barcelonesa.