El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona y las plataformas ciudadanas favorables a la remunicipalización del agua se han juntado este miércoles, casi en familia, para unir fuerzas con un mismo fin: conseguir que los partidos PDeCAT y PSC cambien de actitud y les den su apoyo en el plenario municipal de este viernes para que se pueda llevar a trámite la votación.

Primero ha sido el Moviment per l'Aigua Pública i Democràtica la que ha montado un acto reivindicativo -con más periodistas que participantes, todo hay que decirlo- en plena plaza Sant Jaume. Después, la concejal Gala Pin se ha unido a ellos y ha improvisado una conferencia de prensa, ya en el interior del propio Ayuntamiento, para apoyar a dicho movimiento y reclamar a todos los partidos que conforman el consistorio permitan que se pueda votar la remunicipalización del agua en el plenario.

“Interpelamos al PDeCAT y y al PSC para que se comprometan en un tema en que está en juego la democracia ciudadana”, ha señalado Pin. “No entenderíamos que votasen en contra de una iniciativa que pretende que el agua sea de los ciudadanos, y no de grandes empresas que obtienen grandísimos beneficios con ella”.

EL MOVIMIENTO DEL AGUA

En la plaza Sant Jaume, la presidenta de la Favb, Ana Menéndez, y la portavoz de Aigua és Vida, Miriam Planas, han dicho que sólo se puede votar en contra de las preguntas con argumentos jurídicos: "Esto es un vodevil y un ataque a la democracia directa y a la oportunidad de que la ciudadanía pueda expresarse".

En este sentido, han instado al PDeCAT y PSC a responder al esfuerzo de las entidades y la ciudadanía que ha presentado las preguntas. Según ellas, prevén que voten a favor de las preguntas los grupos de BComúERC, la CUP-Capgirem y el concejal no adscrito Juanjo Puigcorbé.

Gala Pin, durante su conferencia de prensa / MIKI
Gala Pin, durante su conferencia de prensa / MIKI

"Los partidos que voten en contra se cargan la esencia de la iniciativa ciudadana. Nadie más en el futuro hará el esfuerzo ingente que hace falta para recoger firmas si la iniciativa se la carga el pleno", ha subrayado Menéndez, que ha afirmado que las entidades han realizado grandes esfuerzos para impulsar las preguntas.

Planas ha dicho, textualmente, que les preocupa que sea Aigües de Barcelona la que se oponga a consultar a la ciudadanía sobre la gestión del agua con "recursos judiciales, campañas publicitarias e informes que contradicen los informes jurídicos" que contradicen los que realizan los propios funcionarios.

EL BATACAZO DE ABRIL

El pleno municipal tumbó ese mes la multiconsulta propuesta por el gobierno de los Comuns, así como el cambio de nombre de la plaza de Antonio López, ambas propuestas nacidas de una iniciativa ciudadana.

Los votos de buena parte de los grupos municipales finiquitaron el proceso participativo impulsado por la alcaldesa. Los recursos judiciales interpuestos, que la multiconsulta es una chapuza, buscar el autobombo y un coste desorbitado fueron algunos de los argumentos esgrimidos por la oposición para rechazar la pregunta sobre el agua.

Ana Menéndez y Miriam Planas, las portavoces del MAPD / MIKI
Ana Menéndez y Miriam Planas, las portavoces del MAPD / MIKI

PDeCATPPPSCCiutadans y CUP votaron en contra de la pregunta del agua. 24 votos del total de los 41 concejales. Únicamente Barcelona en Comú y ERC votaron a favor (16 regidores), mientras que el concejal no adscrito, Gerard Ardanuy, se abstuvo.

EL PRECEDENTE DE JUNIO

En junio, el gobierno municipal volvió a la carga con la remunicipalización del agua, repitiendo el mantra de que el suministro actual no es ilegal porque la empresa Agbar actuó ilegalmente.

En una conferencia de prensa a la que no fueron convocados algunos medios, el concejal de Presidencia, Agua y Energía, Eloi Badia, repitió que “los informes municipales confirman que no se defendieron los intereses públicos y de la ciudadanía en todo el proceso de creación de la empresa mixta del ciclo del agua, Aigües de Barcelona".

Según Badia, “los servicios jurídicos municipales han confirmado que cuando se constituyó la empresa mixta del ciclo del agua, en 2012, la Sociedad General Aguas de Barcelona (Agbar) no disponía de ningún título habilitante para prestar el servicio de abastecimiento domiciliario en Barcelona”.