ARCHIVADO EN:

Ocho familias afectadas por el derrumbe de 144 nichos en el cementerio de Montjuïc el pasado septiembre presentarán una denuncia contra el Ayuntamiento de Barcelona. La demanda se presentará a lo largo de estos primeros días de noviembre.

Según el abogado de estas personas afectadas, Josep Maria Palacio, la denuncia llegará después de que casi no se hayan producido contactos --hubo una reunión hace dos semanas-- entre el consistorio y las familias, que reclaman medidas drásticas y dimisiones por el hundimiento, especialmente la del director general de Cementiris, Jordi Valmaña.

UNOS 350 CADÁVERES AFECTADOS

El desplome del bloque provocó que quedaran a la vista cajas y restos óseos, que se mezclaron entre sí, de unos 350 cadáveres. La denuncia que presentarán las familias busca garantizar que los cuerpos son identificados correctamente, "y puede acabar en una responsabilidad patriominial", según el letrado. La responsabilidad patrimonial es la obligación que tiene una Administración de responder o reparar a un daño causado, generalmente a través de una indemnización.

Cementiris de Barcelona ha tenido más de dos millones de euros de beneficio en los últimos años. Curiosamente, la empresa municipal sólo ha invertido 1,1 millones de euros en rehabilitación. “La mayoría de las inversiones se han destinado a incineración y nuevas oficinas”, lamenta una fuente muy próxima a Valmaña.

 

 

      

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.