El Observatorio de los Servicios Urbanos (OSUR) ha seleccionado a Barcelona como una de las diez ciudades españolas que se han convertido en un referente nacionak por la calidad de los servicios públicos que prestan. En concreto, la capital catalana ha logrado la mejor nota de España por sus buenas prácticas y por sus avances en la digitalización de los servicios de agua, que se ha orientado a mejorar la experiencia del ciudadano con el servicio.

Ramiro Aurín, director general de OSUR, ha destacado que la inclusión de Barcelona en la lista de ciudades con mejores servicios públicos es un premio a la ciudad porque ha dado “un salto cualitativo en la eficacia y en la eficiencia con que se prestan los servicios y en su sostenibilidad”. OSUR es una plataforma perteneciente a la Asociación por la Excelencia de los Servicios Públicos que quiere convertirse en altavoz de las opiniones de los ciudadanos sobre sus servicios municipales y que acaba de hacer público un barómetro, -basado en 5.262 encuestas- en el que se han analizado los servicios públicos de las 30 ciudades españolas más pobladas.

Junto a Barcelona, comparten los laureles de ser las primeras de la lista por el reconocimiento de OSUR las ciudades de Pamplona, Alicante y San Juan de Aznalfarache. Pamplona ha entrado en el top10 de las ciudades españolas por la extraordinaria percepción que tienen sus habitantes de los servicios públicos municipales, y en especial, por el de su limpieza viaria. Alicante se ha ganado un puesto entre las mejores ciudades por la implantación de un modelo de movilidad inteligente en los transportes públicos, pensado para facilitar la vida al usuario, y también por ser un referente medioambiental en materia de regeneración de agua.

JUSTICIA Y BIENESTAR CIUDADANO

El municipio de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) ha sido seleccionadao como la ciudad mediana de España qcon mejores serviciuos públicos por haber destacado en el cuidado de sus parques, jardines y espacios públicos. Para Aurín, el reconocimiento concedido a esta ciudad sevillana es un premio por haber sido capaz de prestar unos servicios municipales “basados en la justicia y en el bienestar de los ciudadanos.”

En el extremo opuesto, según el barómetro de OSUR, se sitúan las ciudades de Palma de Mallorca, Málaga y Valladolid. En el caso de la capital balear y la ciudad andaluza ambas comparten deméritos por sus deficiencias en la planificación de la recogida de residuos y en la limpieza. En el caso vallisoletano, el tirón de orejas viene por las continuas averías y cortes en el suministro de agua registradas en los últimos meses, concretamente desde que se cambió el modelo de gestión el pasado mes de julio.