ARCHIVADO EN:


Los barceloneses están totalmente en contra de los procesos de remunicipalización que en los últimos meses ha activado Ada Colau. Según un sondeo del Instituto Feedback d'Investigació, los vecinos de la Ciudad Condal consideran que la disponibilidad y calidad del agua y el funcionamiento del transporte público son los dos factores mejor valorados.

A la pregunta sobre el grado de satisfacción de varios aspectos de actualidad de la ciudad, los encuestados puntuaron, del 0 al 10, con un 6,49 la calidad del agua. El segundo servicio mejor valorado es el transporte público, con un 6,36, mientras que la proyección exterior de la imagen de la ciudad obtiene un 6,1. La iluminación de las calles es puntuada con un 5,8.

SUSPENDEN EL TOP MANA Y LA VIVIENDA

En contrapartida, los ciudadanos encuestados suspenden el control del top manta, con 2,34, si bien el problema de acceso a la vivienda es el que genera una preocupación más global: puntúan con un 2,86 el precio de la vivienda y un 2,8 las ocupaciones ilegales.

También suspenden el control del incivismo, la prostitución en la vía pública (3,63), la seguridad ciudadana recibe un 4,75 y la limpieza un 4,76.

El sondeo se basa en una muestra de 800 encuestas telefónicas realizadas entre el 18 y 21 de febrero a la población empadronada a la capital catalana y con derecho a voto en las elecciones municipales.

EL FIASCO DE BADIA Y COLAU

El alto grado de aceptación del servicio del agua es habitual en todas las encuestas que se celebran en Barcelona. En agosto de 2018, por ejemplo, el suministro del agua también era el mejor valorado por los barceloneses, según un Barómetro de Satisfacción de los Servicios Públicos, impulsado por el Observatorio de Servicios Urbanos (Osur) a través de una encuesta realizada a 5.137 personas.

La opinión favorable de los barceloneses contrasta con la obsesión del actual concejal de Presidencia, Agua y Energia del Ayuntamiento de Barcelona, Eloi Badia, de remunicipalizar el servicio. Este miércoles, Badia y Colau han sumado otro fracaso estrepitoso con su proyecto de crear una funeraria pública que solo ha obtenido el resplado de los comuns y la CUP.