El veterano proyectista catalán Ricardo Bofill Levi, de 80 años, ha amasado una caudalosa fortuna gracias a su dilatada actuación como delineante, que se extiende a lo largo de casi seis décadas.

Bofill canaliza sus actividades por medio de la sociedad Bofill Arquitectura.

RECURSOS

Esta entidad almacena en sus cuentas unos activos totales de 32,7 millones de euros.

Sus partidas de mayor calibre son las participaciones en empresas del grupo, por importe de 13 millones; y las inversiones financieras por valor de 15 millones.

FONDOS PROPIOS

El resto corresponde a deudores comerciales y otras cuentas a cobrar de terceros. La entidad no debe un céntimo a los bancos.

El patrimonio neto alcanza 31 millones, la cifra más elevada de toda su historia.

Los arquitectos Ricardo (i) y Pablo Bofill (d) durante una presentación
Los arquitectos Ricardo (i) y Pablo Bofill (d) durante una presentación

RENDIMIENTO

La compañía facturó el año pasado 8,6 millones y declaró un beneficio neto de 2,1 millones. Ambas magnitudes superan las marcas anteriores.

La rentabilidad de la casa, es pues, opípara. Por cada cien euros que ingresa, más de 24 van directamente a la rúbrica del beneficio neto después de impuestos.

BALANCE ROBUSTO

La firma sigue la sana costumbre de aplicar sus excedentes a reservas. El gabinete de Bofill, con 25 profesionales en plantilla, trabaja sobre todo en el extranjero. Tiene constituidas sendas filiales en Marruecos y Costa de Marfil, donde desarrolla importantes actuaciones.

En los últimos años también ha obtenido contratos en Rusia, India y China.

ACCIONES Y EFECTIVO

Las inversiones financieras que se citan más arriba están concentradas en la sociedad Kappa Sounion Cartera. Se trata de una sicav de Madrid que maneja los fondos acumulados por Ricardo Bofill gracias a su dilatada actividad arquitectónica.

El empresario controla además otras sociedades. El despacho de arquitectura que alberga los bienes pertenece a Ricardo Bofill SL.

GRUPO SOCIETARIO

El conglomerado también incluye Taller de Arquitectura de Barcelona y Arch Servicios Integrados. Las cuatro compañías reúnen unos activos agregados de 55 millones y unos recursos propios de 52.

Las oficinas de la empresa se encuentran en la calle Industria de Sant Just Desvern, en el conocido edificio Walden que en su día diseñó Bofill.

Oficinas de Bofill Arquitectura en Sant Just Desvern / MA
Oficinas de Bofill Arquitectura en Sant Just Desvern / MA

CONSTRUCCIÓN DEFECTUOSA

El edificio se levantó en 1975, promovido por la sociedad Ceex-3, para levantar 300 viviendas de renta limitada y un centenar de estudios.

La calidad de los materiales era tan ínfima que al año de acabada la obra, comenzaron a detectarse grietas y otros serios defectos de construcción.

BANCA CATALANA

Estos originaron la caída progresiva de la capa de baldosas que recubría la totalidad del edificio.

Ceex pertenecía al Banco Industrial de Cataluña, una de las entidades de la constelación de la Banca Catalana de Florenci Pujol Brugat, su hijo Jordi Pujol Soley y el cuñado de éste, Francesc Cabana Vancells.

En 1984 Ceex-3 se declaró en quiebra y desapareció del mapa.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.